Coalición en favor del DREAM Act lleva a cabo conferencia en Little Rock
Por Michel Leidermann
6913A.jpg
» Grupo frente el Capitolio Estatal el lunes 16 de Enero

El pasado lunes 16 de Enero, y coincidiendo con el día de Martin Luther King Jr., se realizó en Little Rock un taller para analizar los beneficios del proyecto de ley DREAM Act o “Development, Relief, and Education for Alien Minors Act” (proyecto de ley para el Desarrollo, Alivio y Educación de Extranjeros).

Unas 200 personas, entre estudiantes universitarios y defensores de inmigrantes, asistieron al evento que tuvo como oradores sobresalientes al rector de la Universidad de Arkansas en Fayetteville, Dave Gearhart; al rector de la Universidad de Arkansas en Little Rock, Joel Anderson; y a la senadora de Arkansas, Joyce Elliot, todos quienes reiteraron su apoyo a la aprobación de dicha ley.

“Este es el momento de seguir adelante con nuestro pleno respaldo de la Ley DREAM. Estamos más cerca que nunca y no nos vamos a dar por vencidos” afirmaron los tres en sus alocuciones.

“Seguiremos luchando para hacer esto realidad para miles de jóvenes estudiantes talentosos y patrióticos que están buscando la oportunidad de asistir a la universidad o ponerse al servicio de nuestro país en las Fuerzas Armadas, pero que no pueden hacerlo, por motivos ajenos a ellos. El Congreso tiene la oportunidad de ofrecerles a ellos y a nuestra nación un futuro más brillante al aprobar de manera bipartidista la Ley DREAM” agregaron Gearhart, Anderson y Elliot.

La ley abriría la posibilidad de estudios universitarios, parte del Sueño Americano, a miles de jóvenes, dando rienda suelta a su pleno potencial y dedicandole los valores que todos los estadounidenses respetan: una estricta ética laboral, el servicio a los demás y una profunda lealtad a la patria. El resultado sería una nueva generación de graduados universitarios que ayudarían a aumentar nuestra seguridad económica y serían futuros contribuyentes que aportarán mucho más como graduados universitarios que como trabajadores mal remunerados que van de un trabajo clandestino a otro.

Los estudiantes que se beneficiarían con la Ley DREAM, fueron criados y educados en Estados Unidos. Son buenos estudiantes, atletas de éxito, líderes comunitarios y practicantes de su religión. Son estadounidenses en todo el sentido de la palabra. Tienen raíces profundas aquí en los EEUU, el único hogar que han conocido. Serán nuestros futuros médicos, maestros e ingenieros, si les damos la oportunidad. Son exactamente el tipo de joven al que EEUU debería recibir con los brazos abiertos.

Pero a diferencia de sus compañeros “legales”, los estudiantes indocumentados están en una situación muy difícil.

Esta injusticia actual, castiga a miles de jóvenes por las decisiones de sus padres. No podemos permitir que sigan sin hacer realidad sus aspiraciones, llevando una vida de temor y esperanzas frustradas.

Pero este Sueño Americano se está esfumando para jóvenes de mucho mérito, quienes, por motivos ajenos a ellos, carecen de documentos y, por lo tanto, se les niegan oportunidades.

Por eso, se debe aprobar la Ley DREAM que daría acceso a la educación superior a los cerca de 65 mil estudiantes indocumentados que se gradúan cada año de la preparatoria en EEUU. No hay ningún argumento válido en su contra.

Necesitamos hacer algo antes de que perdamos a esta generación. ¡ESTE ES EL MOMENTO!

De acuerdo con la iniciativa de la Ley DREAM, los beneficiarios serían los jóvenes que fueron traídos a EEUU antes de los 15 años de edad, que han vivido por al menos 5 años en el país y se han graduado de preparatoria. Para obtener una residencia permanente, tendrían que completar al menos dos años de educación superior, o bien, cumplir con dos años de servicio en las Fuerzas Armadas. Después de ello, podrían seguir el trámite regular para obtener la ciudadanía.

Aunque la iniciativa se ha impulsado desde 2001 en el Congreso Nacional, nunca se ha logrado su aprobación a pesar de contar con el apoyo de una gran cantidad de legisladores y del propio presidente Barack Obama. En 2008 estuvo cerca convertirse en ley, quedándose corta por 8 votos en el Senado.

 

“El rector de la Universidad de Arkansas en Fayetteville, ; el rector de la Universidad de Arkansas en Little Rock, Joel Anderson; y la senadora de Arkansas, Joyce Elliot, reiteraron su apoyo a la aprobación de la ley”

 

Argumentos a favor del DREAM Act

Podría generar un ingreso gravable de hasta $3.5 billones al fisco

Los puntos fundamentales para comprender la urgencia de que se apruebe la ley DREAM Act, en beneficio de estos jóvenes soñadores (dreameres), son.

1. busca solucionar la situación de los jóvenes que fueron traídos a EEUU de manera indocumentada siendo menores de edad. En 1982 la Corte Suprema reconoció que estos niños y jóvenes no pueden ser considerados responsables de su situación migratoria debido a que su ingreso ilegal se debió a una decisión tomada por otros (sus padres). Tras este veredicto, se les dio acceso a la educación básica y media superior, pero la legislación actual no ofrece una opción para que estos jóvenes puedan acceder a la regularización de su situación migratoria, o al apoyo financiero para continuar sus estudios superiores después de la preparatoria.

2. Se estima que en EEUU cada año se gradúan de la preparatoria 65 mil jóvenes indocumentados, y más los están entre el kinder y la educación media superior que suman un millón y medio. La gran mayoría de origen latinoamericano.

3. En EEUU el costo promedio de la educación superior oscila entre los $5,000 y los $25,000 anuales. Dado que un gran número de familias no puede costearla, el gobierno y diversas fundaciones otorgan becas-crédito a los estudiantes para que puedan acudir a la universidad. Sin embargo, para tener acceso a esos apoyos es preciso que los estudiantes comprueben su residencia legal o ciudadanía. En algunos casos los jóvenes buscan un empleo y toman sólo unas pocas materias por semestre, para poder ir pagando. (En la Universidad de Arkansas en Fayetteville la matricula de residente cuesta alrededor de $7.200 mientras que la de no residente esta en alrededor de $16.000).

4. De acuerdo con datos del Pew Hispanic Center en 2008, sólo 49% de los estudiantes indocumentados que terminaron la preparatoria ingresaron a la universidad, en comparación con el 71% de los estudiantes que son ciudadanos. Esto es un reflejo de las condiciones de desigualdad a las que se enfrentan los jóvenes indocumentados para continuar estudiando.

5. Aún cuando los jóvenes logran graduarse, el título universitario no les garantiza un empleo debido a que no tienen residencia legal para ser contratados. Muchos deben aceptar empleos para los cuales están sobrecalificados, recibiendo salarios muy por debajo de los que perciben sus colegas legales y ciudadanos. Además del impacto directo en estos jóvenes, la economía de EEUU se ve afectada. Un estudio de la Universidad de California (UCLA) indica que incorporar a los dreamers a la economía formal, podría generar un ingreso gravable de hasta $3.5 billones en el curso de sus carreras profesionales, y de acuerdo con la Oficina de Presupuesto del Congreso, su aprobación lograría cortar el déficit económico en $1,400 millones durante los próximos 10 años.

6. Algunos argumentos en contra de la aprobación del DREAM Act apuntan a que esta ley da “amnistía” a los jóvenes, lo que los sectores conservadores no aceptan. Esto no es correcto, ya que la ley no les otorga la ciudadanía inmediata y el término “amnistía” no es aplicable en tanto que no se les atribuye la comisión de un delito, ya que no arribaron al país por decisión propia.

7. Los jóvenes dreamers, aunque se saben extranjeros, no conocen otro país al que los ha visto crecer. Por esta razón, el temor a ser arrestados y deportados se vuelve una lápida sobre ellos. La posibilidad de regresar a un país que no recuerdan o no conocen, cuyo idioma apenas hablan, cuya historia desconocen, hace que su lucha sea doblemente difícil, y por ello, digna de reconocerse.

 

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /