GUILLERMO HERNANDEZ: UN ABOGADO LATINO PIONERO EN LA DEFENSA LEGAL DE CASOS DE INMIGRACIÓN EN ARKANSAS
6928A.jpg
Guillermo Hernández

SUS DOS MAYORES LOGROS COMO TENISTA FUERON COMPETIR EN EL FAMOSO ABIERTO FRANCÉS “ROLAND GARROS” Y HABER GANADO EL CAMPEONATO DE DOBLES EN EL ABIERTO DE CANNES “MARIE DE CAGNES SUR MER”.

 En la actualidad el licenciado Guillermo Hernández es el titular del bufete jurídico “Hernández Law Firm, PLLC” que se especializa en asuntos relacionados a las leyes de inmigración, pero Guillermo está igualmente versado en ley internacional, ley laboral, y leyes que rigen las relaciones domésticas o familiares.

Pero pocos saben que también fue el primer abogado latino que ejerció la especialidad de inmigración en Little Rock, y que con sus padres inició la primera tienda mexicana en Searcy.

Y todavía menos son las personas que saben que aún a sus 38 años de edad, Guillermo continúa siendo considerado como un jugador de tenis de gran categoría.

Guillermo nació en México DF en 1973, pero en 1980 la familia se mudó a Guadalajara, Jalisco. Así pues, sus recuerdos más tempranos son de Guadalajara, y él se identifica plenamente como jalisciense. Allí en Guadalajara terminó su primaria, secundaria y preparatoria, e incluso empezó a estudiar la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), antes de emigrar a Estados Unidos.

 

El Tenis: Primer Amor y Gran Pasión de su Juventud

Guillermo comenzó a jugar tenis a los 9 años en un club campestre deportivo. Para los 13 años ya compitia en torneos infantiles en Guadalajara. A los 16 años estaba clasificado como el jugador de tenis #1 (de su edad) en todo Jalisco, y se llevó el título de campeón del Torneo Maestritos, un torneo nacional que ganó.

Previamente, en 1989, entre los 14 y 15 años de edad, Guillermo competió en el torneo europeo “Les Petit As” (Pequeños campeones) pero también jugó en competencias abiertas en Suiza, Italia y España. Sus dos mayores logros durante esa gira fueron competir en el famoso Abierto Francés “Roland Garros” y haber ganado el campeonato de dobles en el Abierto de Cannes “Marie de Cagnes Sur Mer”.

Ya de regreso en México en 1980, Guillermo siguió compitiendo en torneos nacionales y regionales en Mazatlán, Puerto Vallarta, Ciudad Guzmán, y Manzanillo. “En realidad yo nunca le tiré a ser jugador profesional y vivir del tenis, pero sí me gustaba mucho, y me encantaba competir. Pero jamás abandoné los estudios. Siempre seguí en la escuela, consciente de que lo mejor para mí era continuar preparándome académicamente” detalló.

 

Pero También Hay Que Ser Realistas…

En total, Guillermo ganó alrededor de 80 torneos abiertos, entre singles y dobles, y formaba parte del equipo de tenis de los Tecos de la UAG. “Pero yo siempre, desde niño, había tenido la inquietud de venirme a estudiar a Estados Unidos. Y a esas alturas, (18 o 19 años) estaba consciente de que a lo mejor yo jugaba bien al tenis, y hasta podía ganar algunos torneítos por aquí y por allá y así ganar algo de dinero, pero también me quedaba muy claro que yo no iba a poder vivir del tenis. Eran los tiempos de Andre Agassi, Michael Chang, Jim Courier y Pete Sampras. Siempre mi primera prioridad fue graduarme. Pero me di cuenta que podía usar el tenis para ayudarme, pues aquí en Estados Unidos los programas deportivos de las universidades eran de muy alta calidad, y además ofrecían becas deportivas, cosa que en México no existía. Así pues, hice un video de mí jugando tenis, compilando diversos partidos y torneos en los cuales había participado, y envíe copias a diferentes universidades estadounidenses. Me contestaron dos universidades: Harding University en Searcy, Arkansas; y una de Arizona. Ambas me ofrecieron pagar mi boleto de avión para viajar hasta sus campuses y así conocerme y verme jugar en persona. Lo que finalmente me hizo decidir venirme a Harding, fue que el entrenador de tenis ya había reclutado a mexicanos y, de hecho, todos sus jugadores tanto hombres como mujeres, eran de México. Harding University me ofreció una beca completa de cuatro años, lo cual pagaría mis gastos y mi colegiatura. Todo esto fue en 1993, cuando yo estaba por terminar mi tercer semestre en la UAG”.

Guillermo llegó a Searcy, el 20 de agosto de 1994 y las clases comenzaban el 26. Me bajé del avión en Little Rock con mis dos raquetas en la mano, y se me acercó un señor que me dijo en inglés: ‘Tú te ves mexicano, y jugador de tenis. Yo soy el “coach” de Harding. Mucho gusto en conocerte’. Yo sabía hablar inglés, ya que en Guadalajara, había estudiado en la Escuela Americana y había tomado clases de Matemáticas, Ciencias Sociales, etc., etc., todas en inglés.

Una hora después de haber arribado a Little Rock, Guillermo estaba en el campus de Harding. “El coach me llevó a uno de los dormitorios de la universidad y me dijo ‘Esta es tu habitación. Aquí es donde vas a vivir. Nos vemos mañana para empezar a entrenar… La fecha para inscribirse a las clases es tal día… ’ y punto. Y ahí me quedé yo, entre cuatro paredes blancas y una ventanita pequeña, con sólo una cama y nada de muebles. Y sin conocer a nadie y sin saber dónde estaba qué, puesto que al llegar a Harding ya había oscurecido. Claro, durante los siguientes días fui conociendo a los demás jugadores, y esto fue lo que más me ayudó a no sentirme tan solo”.

El equipo entrenó por tres semanas, y a finales de septiembre, participó en un torneo en Oklahoma City, donde Guillermo compitió clasificado como el jugador #1 de singles de su universidad.

Inicialmente a Guillermo le había costado acostumbrarse a jugar en canchas duras ya que en Guadalajara siempre había jugado en canchas de arcilla. “Otra cosa a la que yo no estaba acostumbrado era al frío, ya que en Guadalajara la temperatura es mucho más templada que aquí”. No obstante, en su primer torneo representando a Harding, Guillermo ganó el torneo de dobles, y en singles llegó a la semifinal. Nunca antes algún jugador de Harding había logrado tan buenos resultados.

 

La Trayectoria

Guillermo se graduó en mayo del 1998 con una Licenciatura doble, en Mercadotecnia y Comercio Internacional. Ese mismo año se mudó a la ciudad de Bartlesville, Oklahoma, para empezar a trabajar como gerente de una tienda de deportes “Hibett Sports”. Luego Guillermo se fue a vivir a Boca Ratón, Florida donde laboraba su hermano.

En el 2000 Guillermo recibe una invitación de su antiguo “coach” de Harding, quien le informa que dicha universidad cuenta con un programa de Maestría en Administración de Empresas con una especialización en Finanzas, y que su entrenador asistente acaba de renunciar. Así pues, le sugiere a Guillermo regresar a trabajar a Harding como coach asistente de tenis y al mismo tiempo inscribirse en el programa de maestría, ya que la universidad pagaría por las clases mientras él continuara como entrenador asistente. Guillermo acepta esta invitación y regresa a Harding, donde juega y entrena a los miembros del equipo, y estudia. Así fue que se gradúa con una Maestría en junio del 2001.

 

El Cambio de Carrera

Al regresar a estudiar su maestría en Harding, Guillermo conoció a su futura esposa, una joven norteamericana de Searcy, y se casan en noviembre del 2000.

Debido a que su permiso de trabajo estaba por expirar, Guillermo se puso a investigar las posibilidades de arreglar su situación migratoria. “Nos costó mucho trabajo encontrar un abogado de inmigración. Por fin encontramos a Patrick McAlpine en Little Rock, quien nos explicó el proceso para obtener la residencia por medio de nuestro matrimonio. McAlpine nos dijo: ‘Mira, estos son todos los documentos que tienes que llenar y los escritos que tienes que elaborar. Haz tú mismo todo esto, y yo nada más te voy a cobrar por el tiempo que me tarde en revisarlos”. Me tardé como un mes, puesto que son documentos bastante complicados: formularios, cuestionarios, historiales, requisitos, traducciones, etc... Y luego se los entregué. Unos días después me habló para informarme que había terminado de revisarlos y que todo estaba perfecto, y que era la primera vez que él había visto que alguien que no era abogado, había llenado todos esos documentos tan bien. Entonces me dijo que debía considerar la posibilidad de estudiar leyes. Me indicó que en Arkansas, se necesitaba mucho de abogados que hablaran español.

“Yo me puse a pensar mucho en todo esto y me decidí a tomar el examen de admisión. No sé ni cómo le hice, pero el caso es que obtuve una buena calificación. UALR me ofreció una beca por la mitad de mis costos de matrícula y gastos relacionados”. Guillermo se graduó de la escuela de leyes “William H. Bowen” en el 2005 con un Doctorado en Leyes. Luego en marzo del 2006 pasó el Bar Exam (Examen de la Barra de Abogados).

Durante su tiempo estudiando por las noches Guillermo trabajó como asistente legal para casos de inmigración con la firma de abogados “Catlett, Yancey & Stodola” en Little Rock.

“Poco tiempo después el abogado quien se encargaba d de los casos de inmigración, se separa de la firma y los socios del bufete me piden que yo asuma dicha responsabilidad. Así pues, fue una especie de ‘bautizo de fuego’, ya que yo no tenía mucha experiencia. Con el tiempo caí en la cuenta de que era el único que hablaba español, y el único que sabía hacer casos de inmigración en esa firma. Así pues, me decidí: iba a crear mi propio bufete jurídico, ser mi propio patrón y dedicarme a los casos que a mí me interesaban, y en servir a la comunidad latina. Y en febrero del 2007, establecí: “Hernandez Law Firm, PLLC”.

Al fundar su bufete, Guillermo empezó solo, y únicamente con una cartera de cinco clientes. Pero rápidamente, muchos de los clientes con los que había trabajado en la firma de antes, por su propia voluntad, empezaron a acudir a Guillermo ya que ellos querían que él continuara siendo su abogado. En aquel entonces, la mayoría de estos clientes eran hindúes, japoneses, europeos o chinos, y tal vez únicamente el 20 % eran latinos.

Hoy en día “Hernandez Law Firm” cuenta con tres abogados y una cartera vigente de entre 700 y 800 clientes. Evidentemente, el éxito de la firma es rotundo e innegable.

 

La Historia de “La Fiesta Mercado”

Los padres de Guillermo llegaron a Arkansas en el año 2000. “En el 2001, mi mamá empezó a trabajar en una tienda en Searcy “La Fiesta Market” propiedad de una anglosajona originaria de Texas. Con el paso del tiempo, la propietaria no quiso seguir con la tienda. Entonces, en 2003, se la compramos y empezamos a transformarla en una tienda latina o mexicana. Lo primero que cambiamos fue el nombre a ‘La Fiesta Mercado’ la primera tienda latina en Searcy”, detalló Guillermo.

Hoy en día la tienda ha crecido bastante con abarrotes, envíos de dinero, venta de tarjetas telefónicas, carnicería, antojitos mexicanos ya preparados, y panadería. Desde el 2003 a la fecha, la tienda ha cambiado de local dos veces, ya que con el tiempo necesitó más espacio. Actualmente se encuentra en el #1304 E. Race Street, en Searcy. Adicionalmente ofrece un servicio de compras por Internet lo que permite que los clientes consigan cualquier artículo, por muy raro o inusual que sea.

 

El Presente

Por último, además de dirigir su bufete jurídico y ayudarle a sus padres con la tienda en Searcy, Guillermo cada verano dá clases de tenis en el Searcy Country Club. El bufete “Hernandez Law Firm” (#400 W. Capitol Avenue, en el centro de Litle Rock) trabaja extensamente con procedimientos de inmigración basados en el empleo o en la familia. Guillermo es además Abogado Consultor del Consulado de México en Little Rock, certificado por la Secretaria de Relaciones Exteriores de México.

UN PIONERO QUE TOMÓ EN SERIO LA DEFENSA LEGAL DE LOS INMIGRANTES

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /