Asesinos de dos misioneros estadounidenses en México conocían a sus víctimas
6939A.jpg
» Wanda Casias y John Frank Casias

Los asesinos de dos misioneros estadounidenses cuyos cuerpos fueron hallados el martes 31 en Santiago, en el estado de Nuevo León, conocían a las víctimas o vivían con ellas, informó el fiscal de Nuevo León.

“No se encontró que las puertas fueran forzadas para ingresar al inmueble. Es probable que el homicida los conocía, en virtud de que quien hizo esto estaba en el interior de la casa por voluntad de las mismas persona que las habitaban”, afirmó el fiscal.

Los cuerpos de Wanda Casias, de 67 años, y John Frank Casias, de 76, originarios del estado de Colorado, misioneros de la Primera Iglesia Bautista Fundamental Independiente, fueron encontrados el martes por la tarde por uno de sus hijos.

Los dos estadounidenses llevaban tres décadas viviendo en México.

El cuerpo de la mujer fue localizado en la cocina de la casa, mientras que el del hombre en un cuarto del patio de la vivienda, ambos con golpes y con un cable enredado en el cuello.

Los vecinos dijeron que la pareja realizaba actividades de ayuda comunitaria y por lo tanto no era raro que tuvieran en su domicilio personas a quienes quisieran ayudar.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /