Siguen miles desaparecidos por Katrina
Varios meses después de Katrina, en el Centro Nacional de Búsqueda de Familiares aún penden casi 3,000 casos sin resolver de personas desaparecidas. Organizaciones independientes como el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Maltratados, entre otras, dicen que la cifra asciende a 4,000.
Algunas personas que estaban desaparecidas ya han sido identificadas, pero permanecen en la lista ya que los familiares no les han notificado a las autoridades que están juntos de nuevo. Otros no quieren ser encontrados. Y es probable que varios de ellos murieran, llevados por las inundaciones o bien depositados en una morgue pero sin identificar.
El Centro de Búsqueda Familiar, la entidad designada por el gobierno para recibir los informes sobre desaparecidos, ha recibido más de 11,500 denuncias de desapariciones desde que se produjo la tormenta.
El centro opera con funcionarios estatales con ayuda del gobierno federal y voluntarios, aunque se espera que un contratista asuma el control en las próximas semanas. El orga-nismo se encarga de buscar a los desaparecidos, con ayuda de la policía estatal o trabajadoras de los servicios de emergencia.
En la evacuación previa y posterior a Katrina, más de 1.3 millones de residentes de Nueva Orléans y las zonas aledañas fueron desperdigados por todo el país. Luego llegó el huracán Rita en septiembre y esto disipó aún más a la población.
Las líneas telefónicas dejaron de funcionar, y los celulares con área de código local enmudecieron durante semanas. Miles de familias se vieron separadas al escapar. Muchas personas aún no han podido retornar a una ciudad desolada y destruida por la tormenta y las inundaciones que dejó.
Para las familias, la infructuosa y prolongada búsqueda de sus seres queridos es agónica.
Un centenar de trabajadores sigue tratando de reducir el número de la lista separando a aquellos que simplemente no se han logrado reunir con sus seres queridos y los que realmente desaparecieron. Ellos recopilan la mayor información posible sobre el desparecido y cuándo fue la última vez que fue visto. A renglón seguido se comunican nuevamente con la familia y se ponen en comunicación con múltiples contactos para recabar pistas. También les piden a los familiares que den muestra de ADN.
Los casos de personas que están bajo libertad condicional o que haya indicios que no quieren ser hallados, como padres que no quieren pagar manutención a sus hijos, son entregados a la policía.
La tarea ha sido especialmente ardua por la magnitud del desastre y por haber afectado una zona geográfica tan grande.
El Centro de Búsqueda Familiar conti-nuará operando durante al menos otros seis meses, inclusive algo más, dijo el doctor Louis Cataldie, un médico forense del centro.
Hay casos de gente desaparecida en el sur de Luisiana que ha sido hallada en los 48 estados contiguos y en Canadá.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /