Contrapuntos

La Constitución de Obama

Hay que dar crédito a la habilidad política de Obama. Su “acomodación” sobre el uso de anticonceptivos es políticamente exitosa, pero sin sentido moral. Fue un artimaña que todavía obliga a las instituciones católicas (y otras religiones) a proporcionar un seguro médico que garantiza los anticonceptivos gratuitos, la ligadura de trompas y la píldora de la mañana después, todo lo cual viola la doctrina de la Iglesia sobre la santidad de la vida.

La artimaña es que la “acomodación”, estos anticonceptivos y/o servicios de aborto deberán ser proporcionados de forma independiente y gratuita por la compañía de seguros de la institución religiosa. Sin embargo, a un hospital católico, por ejemplo, todavía la ley le obliga a contratar una compañía de seguros que obligatoriamente debe proveer estos servicios a todos sus empleados, si estos los solicitan.

El decreto original de Obama sobre el acceso obligatorio a los anticonceptivos fue opuesto ferozmente por la Iglesia Católica.

Pero vamos a aceptar la afirmación del presidente de que esta “acomodación” es un cambio real de responsabilidad de la iglesia hacia la aseguradora. ¿Alguien ha considerado la importancia de este nuevo decreto? El presidente acaba de ordenar a las empresas privadas el dar gratuitamente un servicio que su propia Ley de Reforma Sanitaria Salud (Obamacare) y su propia Secretaria de Salud y Servicios Humanos, han dicho en repetidas ocasiones, es una importante carga financiera.

¿Con qué autoridad lo decreta? ¿Dónde dice que el presidente puede ordenar unilateralmente a una empresa privada el prestar un servicio supuestamente independiente, sin costo alguno, a determinados beneficiarios?

Este es gobernar por decreto presidencial.

Consideremos los estragos constitucionales dejados por Obamacare:

En primer lugar, asalta al libre ejercicio de la religión. Sólo las iglesias se salvan. Cada institución religiosa debe inclinarse ante el Estado, ya que, por regulación de esta “acomodación”, las escuelas, hospitales y organizaciones benéficas patrocinadas por una institución religiosa, no son entidades religiosas, y por lo tanto no tienen derecho al libre ejercicio de la religión.

En segundo lugar, asalta a la libre empresa. Para resolver el problema creado, el presidente exige a la empresa privada que firme un contrato para la prestación de ciertos servicios, todos los cuales son gratuitos.

En tercer lugar, asalta a la autonomía individual. A todos los ciudadanos sin seguro, Obamacare ordena que lo compren. Este mandato se encuentra ahora ante la Corte Suprema ya que nunca antes se había utilizado el Código de Comercio para obligar a un ciudadano a entrar en un contrato privado con una empresa privada por el mero hecho de su existencia.

Esta trifecta constitucional, el Estado invadiendo la autonomía de las instituciones religiosas, de las empresas privadas y del ciudadano individual, no debería sorprender. Es lo que sucede cuando el Estado controla una sexta parte de la economía nacional como es Obamacare.

En 2010, el Obamacare energizó el voto popular como para dar una paliza electoral a Obama y pasar el control de la Cámara Baja al partido opositor.

Sin embargo, dos años más tarde, ya las consecuencias de Obamacare se materializan ante nuestros ojos a pesar de la oposición, como es el caso de la obligatoriedad del seguro.

 

¿Por qué cerramos los ojos cuando nos besamos?

La mayoría de la gente no puede enfocar nada tan cercano como la cara de la persona que va a besar, de manera que al cerrar los ojos, uno se libra de mirar una mancha borrosa que lo distraiga. El acto del beso también nos puede hacer sentir vulnerables y cerrar los ojos es una forma de relajarse. Es como apagar la luz antes de tener una relación sexual, pero en miniatura.

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /