Pueblo chino “Caca de Perro” logra cambiar su deplorable nombre

Un pequeño pueblo en las montañas del centro de China que hasta ahora se llamaba Goushi (“Caca de Perro”) logró cambiar su desagradable nombre después de que sus vecinos completaran los trámites legales necesarios.

La remota aldea, de 285 habitantes, se llamará desde ahora Jinxin, que significa “Feliz y Próspera”.

Durante siglos, el pueblo era conocido como Goushi porque, según cuenta el saber popular, era un lugar tan remoto que sólo los perros se dignaban a visitarlo, y sólo con la intención de hacer allí sus necesidades.

El nombre ha sido “humillante” para los habitantes del lugar durante generaciones, por lo que 69 vecinos escribieron una petición de cambio de nombre, la firmaron con sus huellas dactilares, y la entregaron a las autoridades de la comarca.

El Buro de Seguridad Pública provincial sopesó 60 posibles nuevos nombres para el antiguo Caca de Perro, y finalmente optó por Jinxin no sólo por sus connotaciones positivas, sino porque el carácter “Jin” significa “policía”, por lo que indica un lazo entre los habitantes y las autoridades que han rebautizado el lugar.

Una de las razones argumentadas por los lugareños para el cambio de nombre es que desde mayo del pasado año, ya cuentan con una carretera que une el nuevo Jinxin con el resto del mundo, por lo que la idea de lugar remoto y sólo apto para canes había quedado obsoleta.

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /