Washington decide extender el programa del TPS
704A.jpg
La administración del presidente George W. Bush decidió extender el Estatus de Protección Temporal (TPS) nuevamente, una vital iniciativa que otorga el permiso de trabajo a miles de hondureños, nicaragüenses y salvadoreños.
El presidente del Salvador, Elías Antonio Saca, fue el gran impulsor que logró en un breve período la renovación del TPS para 220,000 salvadoreños, 70,000 hondureños y 3,600 nicaragüenses que viven en Estados Unidos desde 1998.
Al parecer, la estrecha relación de Saca y Bush, así como los esfuerzos de ambos contra la lucha terrorista, fueron los puntos que facilitaron una negociación que observadores creían perdida.
Esta vez, la renovación será por un plazo de 12 meses en lugar de los 18 meses habituales.
Cuando termine este plazo, vuelve a ser incierto el futuro legal de estos inmigrantes centroamericanos acogidos por Estados Unidos en 1998, tras el azote del huracán Mitch en el caso de los hondureños y nicaragüenses.
Los salvadoreños recibieron la protección después del devastador terremoto del 2001.
El próximo 5 de julio expiraba el TPS para nicaragüenses y hondureños, y el 9 de septiembre para los salvadoreños. La ley prevé que 60 días antes del vencimiento, el Presidente debe conceder o no la extensión; pero esta vez, el anuncio se hará mucho antes de la fecha prevista, que se calculaba para mayo.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /