Contrapuntos
Por Michel Leidermann

Comunidades Seguras dividen a nuestra comunidad

Cuestionable resulta que el programa Comunidades Seguras de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), se ha convertido en el principal instrumento de la política migratoria estadounidense.

Abordamos el tema, porque provoca desconfianza tanto en las autoridades locales como en las comunidades, favorece el perfilamiento racial aplicado por los policías, y viola la Constitución... argumentos que una y otra vez se reiteran sin que la Administración Obama preste atención.

Durante el gobierno de Obama, más de un millón de personas han sido deportadas, la mayoría cometieron infracciones menores y se han visto separadas de sus familias, con las consecuencias nefastas que implica la división familiar...

Pero asimismo hay otros factores en torno al programa Comunidades Seguras, que resultan perjudiciales para la comunidad indocumentada como el hecho de su negativo impacto entre las víctimas de violencia doméstica y abuso sexual que temen reportar dichos abusos por temor a que las policías locales las refieran a las autoridades migratorias del país.

Esto también lleva desde luego al estrago educativo de los hijos de la pareja dividida, los jóvenes enfrentan la complejidad de tener que alejarse de sus estudios para subsistir solos o en el ámbito de la familia que queda; y qué decir de los niños que de la noche a la mañana se quedan sin padre o sin madre.

Lo anterior no es nada ensalzable para un gobierno que se precia de ser compasivo e inclusivo.

Un nuevo estudio de la Universidad de California encontró que los latinos representan el 93% de los individuos arrestados a partir de la implementación de Comunidades Seguras, aún cuando sólo son el 77% de toda la población indocumentada en los EEUU.

El nombre del programa, Comunidades Seguras, ha sido una lamentable contradicción pues con sus limitantes y señaladas injusticias se vuelve una amenaza para muchos, criminaliza inocentes, persigue y castiga con la deportación a personas que son detenidas sin merecerlo, provoca la desconfianza y por todo ello urge modificarlo o de una vez por todas cancelarlo.

Libertad

Tanto los liberales de izquierda como los conservadores de derecha están equivocados.

Todo en la vida se debiera medir por la libertad que cada persona tiene sobre sí misma y lo que quiere. Las cuestiones del día sobre el aborto y sobre los homosexuales, son problema de ellos. No necesariamente hay que estar de acuerdo, pero lo fundamental es que se tenga la libertad para poder decidir lo que se quiere. El Todopoderoso creó a los hombres y mujeres por igual: todos iguales con su libertad de pensamiento. Si una mujer quiere tener un aborto, es ella la que rendirá cuentas a Dios. Lo mismo si una persona elige un estilo de vida homosexual: es ella la que rendirá cuentas a Dios.

Dios será el juez supremo, no nosotros en la tierra Guerras

EE.UU. invadió Afganistán en octubre de 2001 y el costo de las guerras de Irak y Afganistán ha superado los $3.000.000.000.000. El promedio es $ 6.400 millones a la semana. Llevamos unos 6 mil soldados estadounidenses muertos y 36 mil soldados heridos graves.

Pero según se informa, el número total de muertos civiles afganos e iraquíes, soldados, mercenarios y tropas de la coalición, llega al millón y los heridos graves llegan a 1.739.547. Estos totales no incluyen a los que van a morir y sufrir lesiones a partir de hoy.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /