Detalles de la visita de la visita del Papa Benedicto XVI a México
7083A.jpg

Papa ofició misa ante cientos de miles bajo estatua Cristo Rey

Decenas de miles de personas asistieron en el Parque del Bicentenario, en la localidad mexicana de Silao, a la misa oficiada por el Papa Benedicto XVI, y con la presencia de 250 cardenales y obispos, los presidentes de las 22 Conferencias episcopales de América Latina y del Caribe, prelados de todo el continente americano y 3.000 sacerdotes. La misa corresponde al quinto domingo de Cuaresma y en la misma actuó una orquesta de 60 músicos y un coro de 200 cantantes.

El Papa llegó al recinto tras sobrevolar el Santuario de Cristo Rey, en la cima del cerro del Cubilete, que se encuentra el Parque del Bicentenario, construido para conmemorar el bicentenario de la independencia mexicana.

Benedicto XVI recorrió el recinto en el papamóvil, en medio de los aplausos, vivas y cánticos de los presentes, muchos de los cuales lo esperaban en el Parque desde el día anterior para encontrar buen sitio, soportando estoicamente el calor.

 

Cristo Rey del Cubilete

La estatua de Cristo Rey del Cubilete es la segunda estatua de Cristo más importante del mundo tras la del Cristo de Corcovado de Río de Janeiro, Brasil y uno de los mayores monumentos religiosos mexicanos, meta de una peregrinación anual a caballo el día de la Epifanía. La estatua está colocada en la cima del cerro del Cubilete, el más alto de la región, con 2.700 metros de altura, y ubicado en el centro geográfico de México. La escultura de bronce pesa 80 toneladas y mide 22 metros de altura. El Cristo tiene los brazos abiertos y a cada lado tiene un ángel. Uno tiene en su mano una corona real y el otro una corona de espinas.

Sin embargo, esta es una réplica, ya que la original fue realizada en 1923 y destruida en 1926 en un bombardeo ordenado por el presidente Plutarco Elias Calles al principio de la revuelta de los cristeros (1926-1929). La actual escultura fue inaugurada en 1940 y cofinanciada por el Gobierno mexicano como gesto de buena voluntad hacia la Iglesia Católica.

La Guerra Cristera fue un conflicto armado entre partidarios y miembros de la Iglesia católica y el entonces Gobierno de México, por disconformidad de los religiosos con la aplicación de los preceptos constitucionales relativos a materia eclesiástica.

La gira de varios días a México y Cuba será una prueba de resistencia para el Pontífice, que cumple 85 años el mes próximo. El viernes al partir en el aeropuerto en Roma, el Papa usó un bastón, aparentemente por primera vez en público, al recorrer a pie los 100 metros entre el helicóptero que lo llevó a la pista de vuelo y la escalinata del avión.

 

El Papa apuntó a los narcos

Ante una ferviente multitud, Benedicto XVI no se demoró en abordar el problema que más desvela a los mexicanos y se refirió al narcotráfico en las palabras iniciales de su visita a México durante su respuesta al discurso de recibimiento del presidente Felipe Calderón.

El Papa arribó en la tarde del viernes 23 al aeropuerto de Silao, en el estado de Guanajuato donde fue recibido al son de un mariachi y por una multitud vociferante. Al pie de la escalera lo esperaba el presidente junto con su esposa, Margarita Zavala; el arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, y un grupo de niños indígenas mixtecos que le ofrecieron regalos de bienvenida.

En su alocución, el Papa dijo que rezará “particularmente por los que sufren a causa de antiguas y nuevas rivalidades, resentimientos y formas de violencia” y les pidió a los mexicanos avanzar en la construcción de una sociedad cimentada “en el desarrollo del bien, el triunfo del amor y la difusión de la justicia”.

Además, el Pontífice, quien se presentó como “peregrino de la fe, la esperanza y la caridad”, defendió “la libertad religiosa en su integridad” y tuvo un recuerdo para los millones de mexicanos que tuvieron que emigrar.

Miles de personas y voluntarios esperaban al Pontífice apostados a lo largo de los 32 kilómetros desde el aeropuerto y hasta el Colegio Miraflores, donde se hospedó.

 

Horas antes de llegar

Ya a bordo del avión que lo trasladó, el Papa condenó la violencia del narcotráfico en México y consideró que la “idolatría del dinero” es la causa de la espiral violenta que ha dejado más de 50.000 muertos desde diciembre de 2006, cuando Calderón asumió el poder.

También instó a un diálogo en Cuba para buscar nuevos modelos que reemplacen el marxismo, en el comienzo de un peregrinaje a ambos países latinoamericanos. Poco antes de aterrizar, dedicó una dura crítica al marxismo y al sistema comunista que gobierna la isla castrista desde hace más de medio siglo. “Hoy es evidente que la ideología marxista en la forma en que fue concebida no se corresponde ya con la realidad”, afirmó el Papa, quien añadió que “nuevos modelos deben ser encontrados con paciencia y de forma constructiva. “Es evidente que el comunismo no funciona” y ofreció el apoyo de la Iglesia a una posible transición cubana en busca de otras formas de avanzar sin “traumas”, dijo.

 

Buscó revitalizar la debilitada fe de católicos

El Sumo Pontífice con su visita a México, busca reforzar la fe de los católicos en medio de un descenso en el número de fieles en un bastión clave para la Iglesia.

Pero también hizo un llamado para afianzar la fe entre los creyentes justo cuando las cifras del censo nacional han mostrado una fuerte caída de fieles. La fe católica en México se ha visto disminuida por una menor labor pastoral, lo que ha permitido a iglesias protestantes ganar terreno.

“Vengo como peregrino de la fe, de la esperanza y de la caridad. Deseo confirmar en la fe a los creyentes en Cristo, afianzarlos en ella y animarlos a revitalizarla con la escucha de la Palabra de Dios”, dijo el Papa en su primer discurso en México.

 

Víctimas de abuso sexual acusan

Otro factor fue el escándalo del padre mexicano Marcial Maciel, quien por décadas abusó sexualmente de seminaristas y llevó una doble vida, algo que fue reconocido por la Iglesia recién en el 2010.

Maciel, uno de los favoritos del Papa Juan Pablo II, fue enviado por la Iglesia en el 2006 a una vida de penitencia y encierro, pero sin haber enfrentado a la justicia y cobijado por el imperio económico que formó con las donaciones de familias millonarias mexicanas.

Justo en medio de la visita de Benedicto XVI, el sábado 24 fue presentado a la prensa en la ciudad de León, el libro ‘La voluntad de no saber’ (Grijalbo), que revela al menos 212 documentos de los archivos de El Vaticano, que según las víctimas, buscan demostrar que el Vaticano y el cardenal Josef Ratzinger, asistente de Juan Pablo II y actual Papa, sabían de los abusos de Maciel desde la década de 1940.

Víctimas de abusos sexuales de Maciel, difundieron un manifiesto en el que acusan al papa Benedicto XVI, de haberlas ignorado.

“Por vuestras manos pasó la oportunidad de aceptar esa verdad” (los abusos sexuales de Maciel), dice el manifiesto “Pero no se nos escuchó ni se nos creyó oportunamente. Durante mucho tiempo fuimos ignorados”, agrega el manifiesto.

Benedicto XVI ofreció el sábado 24 un mensaje a cientos de niños reunidos en la Plaza de la Paz de Guanajuato (a 60 kilómetros de León) donde sólo hizo una alusión indirecta a varios tipos de maltrato, incluida la pedofilia.

“Deseo elevar mi voz invitando a todos a proteger y cuidar a los niños, para que nunca se apague su sonrisa, puedan vivir en paz y mirar al futuro con confianza”, dijo Benedicto XVI en la plaza. Con esa frase, Ratzinger se refería a varios tipos de abusos, como la pederastia.

El manifiesto recuerda que ocho ex legionarios denunciaron públicamente desde 1997 los abusos sexuales de Maciel. En 1998, formalizaron esa denuncia ante la Congregación para la Doctrina de la Fe, dirigida entonces por el actual Papa, Joseph Ratzinger, pero no fue hasta 2004 cuando éste se decidió a iniciar la investigación, que finalizó al año siguiente de su elección como Sumo Pontífice.

En mayo de 2006, Benedicto XVI obligó a Maciel -que murió dos años después en 2008- a “renunciar a cualquier ministerio público” y “a retirarse a una vida de oración y penitencia”.

Maciel fundó en 1941 los Legionarios de Cristo, extendida en más de 22 países, donde dirige escuelas y universidades, cuenta con unos 800 sacerdotes, tres obispos, y llegó a ser una de las organizaciones más poderosas de la Iglesia católica, lo que llevó a Maciel a gozar de un trato privilegiado por parte de Juan Pablo II.

Sin embargo, junto con su poder crecieron las denuncias por abusos sexuales a menores y por sostener una doble vida con dos mujeres y varios hijos.

Desde algunos sectores se cuestionó que el Papa no recibió a representantes de la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales de Sacerdotes -en especial, a las víctimas de Maciel, -por “falta de tiempo”, según la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /