Pocas personas se salvan de ser deportadas
7100A.jpg

En una audiencia con el subcomité de seguridad nacional, del comité de apropiaciones en la Cámara de Representantes, el director del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) John Morton, entregó las cifras actualizadas, respecto a la política de la Administración de revisar -de manera extraordinaria- 300,000 deportaciones pendientes, anunciada en agosto de 2011.

Morton, aseguró que el gobierno ha revisado la mitad de los 300 mil casos de deportaciones irresueltas. De ellos se han cerrado administrativamente 1,500, es decir un 1%, un número muy por debajo de las expectativas. Funcionarios insisten en que esto pudiera elevarse a 9.2%.

A pesar de la gran expectación que generó la medida y de las esperanzas en la comunidad inmigrante, los resultados muestran la rigurosidad del criterio aplicado, que se basa en el memorando emitido por Morton en junio pasado.

Ahí se especifica que debieran tener una consideración particular, las personas que sean familiares de ciudadanos, grupos como veteranos, miembros de las Fuerzas Armadas y residentes permanentes en el país por varios años, entre otros puntos.

“Estamos en la mitad de la revisión, hemos examinado 150,000 casos, de los cuáles hemos cerrado administrativamente 1,500. La mayoría de ellos corresponden a personas que llevan muchos años residiendo en los Estados Unidos y que tienen cónyuges o hijos ciudadanos”, dijo Morton.

El cierre administrativo deja a los individuos en un limbo migratorio. En general, se les permite permanecer en el país por un periodo de uno o dos años, pero no les asigna ningún tipo de estatus ni vía para la regularización permanente y así conseguir trabajo.

Consultado por La Opinión respecto al bajo número de casos cerrados, el director de ICE aseguró que “no se deben sacar conclusiones apresuradas basadas en estos números, ya que de los 150,000 todavía hay situaciones en que se está realizando chequeo de antecedentes”.

En enero de este año, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) había entregado cifras preliminares de los programas pilotos de revisión, ejecutados en Baltimore y Denver, las que indicaban que cerca de un 16% de los casos estaban recibiendo un cierre administrativo.

Durante la audiencia, Morton también fue consultado por los reclamos contra el programa de Comunidades Seguras, que ingresa las huellas digitales de personas detenidas y las contrasta con las bases de datos federales para indagar sobre el estatus migratorio del individuo.

Morton dijo que en algunas semanas más, ICE realizará un anuncio respecto a las recomendaciones sobre personas arrestadas por infracciones de tránsito, una de las principales críticas contra la agencia.

El director de ICE insistió en que Comunidades Seguras estará operando a nivel nacional en marzo de 2013. Además, especificó que probablemente a final de este año se implementará en Alabama.

Con respecto a casos de violencia doméstica, Morton afirmó que la entidad “hace su tarea” para evitar que las víctimas o testigos sean puestos en proceso de deportación.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /