contrapuntos

Una tendencia:madres solteras

Si la maternidad antes del matrimonio es la nueva norma para las mujeres estadounidenses menores de 30 años, entonces es urgente averiguar por qué.

Los políticos despotricando contra la decadencia de los valores familiares no son de mucha ayuda. La evidencia sugiere que el dinero más que la moral subyace en esta tendencia preocupante. Tenemos que encontrar las causas para decidir cómo tratarla.

Más de la mitad de los bebés nacidos de mujeres estadounidenses menores de 30 años se crean fuera del matrimonio, según un reporte del New York Times. Pero la tendencia es dramáticamente diferente en función de los niveles de educación: 92% de las mujeres con títulos universitarios están casadas cuando tienen un bebé, en comparación con el 43% de las personas con un diploma de escuela secundaria o menos. El crecimiento más rápido fue entre las mujeres jóvenes blancas.

Los bebés nacidos de madres solteras tienen más probabilidades de crecer en la pobreza, fracasan en la escuela y tienen problemas emocionales o de comportamiento. Si no nos damos cuenta de estos problemas antes de que comiencen, la sociedad pagará un costo mucho más alto económico y social en el camino.

La mayoría de las mujeres jóvenes dicen que les gustaría casarse, si es que pueden encontrar al hombre adecuado. Alrededor de 8 de cada 10 madres solteras dicen que algún día esperan casarse con el padre de sus hijos, pero menos de 1 de cada 7 lo ha hecho en el momento en que sus hijos cumplen los 3 años.

Entonces, ¿qué se interpone en el camino?

La revolución sexual es un chivo expiatorio de los demagogos políticos, que dicen que el hecho de que las mujeres jóvenes no necesitan a los hombres para mantener a sus bebés, ha sido la ruina de los valores familiares. Si ese fuera el caso, las mujeres con educación universitaria e ingresos más altos serían más propensas a dar a luz sin casarse, que las mujeres menos educadas. Y eso no es la realidad.

Las mujeres a sus 20 años no quieren precipitarse a una boda que probablemente termine en divorcio. Y cuando analizan a los padres de sus bebés, no siempre encuentran al hombre perfecto.

El verdadero problema es la situación económica de los hombres jóvenes de hoy que no tienen una educación universitaria. Se enfrentan a un mercado de trabajo mucho más complicado y un futuro financiero más inestable que antes. Los salarios a nivel entrada de los hombres que terminan la escuela secundaria, han caído 23% desde 1973, aún ajustados por inflación.

Aunque algunos hombres quieren hacer lo correcto para sus bebés, pueden ser reacios a hacer un compromiso de por vida con las madres cuando no saben a dónde van a conseguir su próximo cheque de pago. Y las mujeres jóvenes que quieren tener bebés pueden evadir el matrimonio por razones similares.

Ojalá pudiéramos volver atrás el reloj de la década de 1950 y hacer “casadas-con-hijos” la norma. Pero los años 50 tampoco eran el paraíso especialmente para las mujeres atrapadas en matrimonios infelices.

En su lugar, tenemos que encontrar maneras de mejorar la situación económica de los jóvenes y hacer del matrimonio una opción más atractiva y realista. Y asimismo tenemos que hacer frente a una nueva generación de niños que podrían necesitar más ayuda con la escuela y sus habilidades para el trabajo.

 

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /