Opinion de la Calle

Manuel Durán, mexicano, instalador de pisos, Bloomington, Minnesota

Mi mayor alegría es tener cuatro adorables hijos: dos varones y dos niñas, de 12, 6 y 3 años de edad, y la más chiquita de 9 meses. Ellos, desde que nacieron, me han dado muchas alegrías, y me van a seguir dando muchas más. Ser padre para mí ha sido un gran reto, pero también ha sido una gran satisfacción. Convertirse en padre es lo mejor que le puede pasar a uno. En muchas ocasiones, aprende uno más de ellos que ellos de uno. Ojalá que nunca llegue, pero el día o momento más triste para mí sería aquel cuando me diera cuenta de que en esos momentos yo no podía satisfacer las necesidades de mi familia.

 

Emperatriz Villegas, mexicana, pequeña empresaria, Little Rock

Mi mayor alegría abarca varias cosas. Parte de mi mayor alegría es finalmente haber logrado tener mi propia casa aquí y tener mi propio negocio. O sea, por fin lograr ser mi propia patrona. Además, tener una familia estable, feliz y saludable. Mi mayor frustración es estar en este país y no saber hablar, comprender, leer y escribir el inglés de manera perfecta. Es decir, entiendo, hablo, leo y escribo el inglés, pero no perfectamente, no al cien porciento, como yo quisiera. Obviamente, eso es algo que puedo cambiar, y no cejaré en mis esfuerzos por lograr dominar totalmente el inglés, ya que ese es la meta que me propuesto.

 

Maritza Tercero, hondureña, mantenimiento de edificios, Little Rock

La mayor alegría en mi vida fue cuando nació mi hija mayor, Heydy Nicholee Tercero que hoy en día tiene 21 años. Cuando ella nació, yo contaba con apenas 16 años, y estaba muy asustada. Pero fue una gran alegría cuando finalmente la pude tener entre mis brazos. Mis emociones eran muchas y muy encontradas, y además increíblemente intensas. Pero gracias a Dios todo salió bien. Y el momento más doloroso es cuando tuve que dejar a mis cinco hijos en Honduras y no he podido regresar a verlos. Ya llevo siete años aquí, y la verdad es que es algo que me duele muchísimo. Algún día regresaré al lado de ellos, pero por ahora los extraño todos los días y a todas horas.

Precious Whitley, méxico-afro-americana, panadera profesional, Little Rock

He tenido varios momentos de gran alegría en mi vida: uno fue cuando a los 16 años de edad, di a luz a mis hijas gemelas, Aniya y Nariah. El momento más triste fue cuando mi mamá, que es mexicana, me dijo, cuando yo tenía 13 años, que yo ya no iba a poder vivir con ella, ya que ella no podía conseguir empleo porque no tenía papeles ni la mica verde. Así pues, me pase 3 años viviendo en California con mi abuela materna y mis tías. Finalmente, a los 16 años, ocurrió otro momento feliz: regresé a vivir con mi mamá, aquí en Arkansas. Ahora ella ya es ciudadana, y yo estoy estudiando en la universidad.

 

Abel González, mexicano, cocinero, Little Rock

La mayor alegría de mi vida es poder estar aquí junto con mi hija y mi esposa. Es decir, estar viviendo aquí, y trabajando de manera estable, y poder proveer para el bienestar de mi familia es, sin duda, una gran fuente de alegría. La mayor frustración en mi vida es que tengo que vivir aquí, cada día, con la zozobra de que en cualquier momento me pueden deportar. Ese conocimiento le causa a uno mucho temor de salir a cualquier parte. Por ejemplo, es un temor que uno siente cada día que tiene uno que ir a trabajar.

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /