Gran efecto y emoción en panel sobre el DREAM ACT en Fayetteville
7200A.jpg
Zessna García

La comunidad latina de Arkansas aplaude la iniciativa del Canciller de la Universidad de Arkansas en Fayetteville, Dr. David Gearhart, de patrocinar un panel para hablar sobre los estudiantes indocumentados que viven en las sombras.

La discusión titulada “Indocumentados: viviendo en las sombras” ofreció a los participantes una visión de la vida de seis estudiantes y una imagen de lo que es vivir y crecer en Estados Unidos sin derecho a la ciudadanía. El proyecto de ley (2001) Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros (DREAM Act), es una propuesta razonable de legislación que permitiría a los jóvenes estudiantes indocumentados seguir estudios superiores o servir en el ejército. Los beneficiarios de esta ley serían los estudiantes que fueron traídos a los Estados Unidos por sus padres a una edad muy joven, y que han sido educados en el sistema educativo americano y reconocen a los Estados Unidos como el hogar que los vio crecer.

Arkansas y Estados Unidos no pueden permitirse el lujo de perder una generación de jóvenes que están listos y dispuestos para contribuir a la prosperidad económica y social de este país. Los beneficiarios del “Dream Act” son nuestros futuros maestros, enfermeros e ingenieros. Los EE.UU. han invertido en la educación de muchas de estas personas desde el jardín de infantes hasta el grado 12, y es sólo justo que se les permita servir y contribuir para que EE.UU. coseche los beneficios de sus esfuerzos y dedicacion.

Este problema necesita ser discutido aquí en nuestro estado y en el país y los jóvenes estudiantes sacados de las sombras.

PARTICIPARON EN EL PANEL:

• Isabel Castillo fue traída a Estados Unidos desde México cuando tenía seis años. Ahora vive en Harrisonburg, Virginia.

• Jonathan Chávez nació en el Perú. Sus padres lo llevaron a Estados Unidos cuando él era un niño. Creció en Rogers, y continúa residiendo en el noroeste de Arkansas.

• Zessna García nació en México. Sus padres la trajeron a Estados Unidos cuando tenía tres años de edad. Creció en Bentonville y todavía reside allí.

• Carlos Saavedra fue traído a los Estados Unidos desde Perú cuando era un niño. Creció en Massachusettsy todavía vive allí.

• César Vargas se crió en Brooklyn, N.Y. Sus padres lo trajeron a los Estados Unidos desde México cuando tenía cinco años de edad.

• Rosa Velázquez nació en Ciudad de México. Sus padres la trajeron a Estados Unidos cuando tenía cinco años. Creció en DeQueen, Arkansas, y ahora vive en Arkadelphia.

Y continuando con los paneles de discusión sobre el DREAM Act, se realizó uno más el miércoles 25 de abril en la Universidad de Arkansas Central (UCA) en Conway. En el panel participaron: el Rector de UALR, Dr. Joel Anderson; el Representante (diputado) republicano y opositor al DREAM Act, Justin Harris; el estudiante indocumentado de enfermería, Luis Aguilar; el periodista del Log Cabin Democrat, Rick Fahr; el consejero de admisiones de UA Fayetteville, Rafael Arciga García; el Representante (diputado) demócrata Greg Leding; la graduada de UCA y fundadora de El Zócalo, Sara Mullally.

Aunque los temas plantados y discutidos son los mismos de anteriores eventos similares, esta vez se contó con una voz republicana opositora lo que animó el dialogo y hasta podría revertir la opción negativa hacia el DREAM Act de parte de sus antagonistas.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /