Latina finge cáncer para recibir donativos y pagar su boda
7302A.jpg

Una latina de Nueva York, Jessica Vega, y que simuló tener cáncer para que varios donantes le pagaran su boda y su luna de miel en el Caribe, fue sentenciada a casi dos meses de prisión.

Vega se disculpó en la corte por el ardid y fue excarcelada horas después, debido a que ya había cumplido su sentencia con el tiempo pasado tras las rejas desde el 25 de abril.

La mujer ya ha devuelto $13.368 dólares.

Vega fue igualmente condenada a cinco años en libertad condicional y además debe cumplir con 300 horas de servicio comunitario. También debe ingresar a un programa contra adicciones y a otro sobre salud mental.

Vega afirmó en 2010 que agonizaba por leucemia y que quería una “boda de ensueño” con Michael O’Connell. Su caso tomó fuerza cuando fue publicado por el periódico Times Herald-Record, de su ciudad Middletown.

Después de que la pareja contrajo matrimonio en mayo de 2010, O’Connell la denunció al periódico y vino el divorcio. La pareja tiene dos hijos

Vega fue detenida a principios de abril en Virginia, donde estaba viviendo otra vez con O’Connell quien dijo ahora que se sentía aliviado de que haya terminado el problema. Estimó posible que ambos rehagan su relación “mientras ella no vuelva a estropearla”.

 

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /