CONTRAPUNTOS
Por Michel Leidermann

La educación comienza por casa

Dos recientes análisis de los resultados de los exámenes en las escuelas públicas de Arkansas publicados en el diario Arkansas Democrat Gazette, reflejan el declive de la educación pública en el estado.

Cada día la sección de deportes del Arkansas Democrat Gazette, rinde homenaje a algunos talentosos atletas. Sin duda, estos jóvenes hombres y mujeres, trabajaron muy duro con el apoyo de sus padres, para alcanzar la condición de prominentes atletas.

Imagínese lo que nuestras escuelas serían si el mismo esfuerzo y apoyo de la familia dado al atletismo, fuese utilizado para los estudios académicos.

No viene naturalmente que un basquetbolista, emboque un tiro de tres puntos con una precisión del 60%, o 9 de cada 10 tiros libres. No, el deportista se pasa horas practicando. Un buen entrenador lo dirige. Aprenden sobre los jugadores estrellas y su deporte favorito y tienen una colección de libros, DVD, y revistas relacionados con su deporte.

¿No tiene sentido que si se quiere sobresalir en lo académico, por lo menos se debe poner un esfuerzo similar que en lo deportivo?

Teniendo en cuenta las maravillosas oportunidades actuales para aprender ¿por qué tantos alumnos obtienen tan pobres resultados en los exámenes?

¿Se han dado cuenta cómo los resultados de los exámenes a menudo van cayendo a medida que los niños pasan de curso? ¿Qué tan buen lanzador de tiros libres seria un estudiante de séptimo grado si no los práctica más allá del primer grado? ¿Qué tan buen lector seria un estudiante si leyera más libros más allá del segundo grado?

Si todos los hogares con niños en edad escolar leyeran e hicieran uso de las bibliotecas, o por lo menos leyeran libros o revistas para niños, entonces las tasas de alfabetización mejorarían. Lo más importante: los niños deben ver a sus padres leer y debatir lo que leen. Se debería pasar un mínimo de una hora todas las noches con la tarea escolar, incluyendo los fines de semana.

Dejan mucho que desear nuestras escuelas públicas. Sin embargo, los viejos y ajados edificios y la falta de apoyo, no van a desanimar a alguien con el verdadero esfuerzo y actitud correctos.

Las familias dispuestas a hacer el trabajo duro y necesario para la buena educación de sus niños, harán eso una realidad.

Enviar a la escuela a niños ambiciosos de aprender y respetuosos de sus maestros, crea un ambiente propicio para el aprendizaje y entonces los resultados de los exámenes mejoran y en consecuencia, las escuelas públicas se vuelven atractivas y deseables.

 

La falta de integridad tiene

la culpa

Todos hemos sido engañados con la idea de que los problemas del país son el resultado de una pobre economía. No estoy de acuerdo con esa teoría.

Nuestros problemas son el resultado de una ausencia de la verdad, la ausencia de la integridad y la ausencia de asumir la responsabilidad por nuestras acciones, en especial por los legisladores y funcionarios gubernamentales.

Hasta que no recobremos estas honestas conductas en nuestra sociedad, nuestro país seguirá decayendo. Mientras sigamos poniendo gente en el poder que gasta todo el dinero que pueden y prometan mucho más dinero en subsidios y favores a sus simpatizantes, solamente podemos anticipar que nuestros problemas aumenten.

También ayudaría si todo el mundo comenzara a vivir dentro de sus posibilidades reales en lugar de esperar a que alguien los ayude a salir de sus problemas monetarios causados por las malas decisiones que tomaron.

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /