José Mujica el presidente más pobre del mundo
7332A.jpg

José “El Pepe” Mujica que es el presidente de Uruguay, pero ahora también se sabe que se le considera el presidente más pobre del mundo.

No es que Mujica cobre poco dinero por presidir el país y ejercer de Comandante en Jefe: tiene un estipendio de unos 250.000 pesos uruguayos al mes (unos $12,200). Lo que pasa es que es dona el 90% de su salario mensual a fondos de ayuda social.

En cuanto a Mujica, se queda con unos 20.000 pesos (casi $1,000). “Con ese dinero me alcanza y me tiene que alcanzar”, le gusta decir. “Hay otros uruguayos que viven con mucho menos”. Tampoco se ve que el hombre pase penurias: vive en una granja en las afueras de Montevideo, que es propiedad de su mujer, la senadora Lucía Toplanski, donde tiene cultivos. Está vigilada por unos pocos policías, que él asegura haber aceptado a regañadientes.

Su vehículo oficial es un Chevrolet Corsa y ha propuesto donar hasta su jubilación presidencial (los expresidentes uruguayos cobran cifras supuestamente astronómicas cuando dejan el cargo). La única propiedad que tiene a su nombre, según se ha podido saber a través de su declaración de impuestos es un viejo coche modelo Volkswagen Beetle. Que se sepa, también su mujer dona parte de sus ingresos.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /