Corte Suprema ratifica Ley de Reforma del Sistema de Salud
7395A.jpg

La Corte Suprema dio el jueves 28 una formidable victoria al presidente Barack Obama al avalar su reforma sanitaria, tras sentenciar que es constitucional exigir a todos los ciudadanos que contraten un seguro médico..

De los nueve magistrados de la Corte, cinco se pronunciaron a favor de la constitucionalidad de la gran mayoría de la Ley de Salud Asequible (ACA), entre ellos el presidente conservador John Roberts, cuyo voto resultó decisivo, y cuatro lo hicieron en contra.

La mayoría de la Corte Suprema consideró que el llamado “mandato individual”, que obliga a los estadounidenses a contratar un seguro médico o a pagar una multa, en caso de que no lo hagan, es un impuesto y, por lo tanto, el Congreso no excedió los límites que le impone la Constitución al aprobarlo. Esta parte clave de la ley fue desafiada por 26 de los 50 estados y por un grupo de pequeñas empresas bajo el argumento de que el Congreso abusó de sus poderes bajo la Constitución al exigir que las personas adquieran una cobertura antes de 2014 o de lo contrario sean castigadas con una multa.

“La Constitución permite un impuesto de ese tipo, y no nos corresponde prohibirlo, o juzgar si es adecuado o justo”, dijo Roberts en la sentencia de la mayoría.

“La Corte impone un impuesto cuando el Congreso rechazó deliberadamente un impuesto”, criticó uno de los jueces disidentes, Anthony Kennedy, que pidió junto a tres colegas conservadores que la ley fuera abolida enteramente.

La obligación de comprar un seguro médico, en un país donde 32 millones no tienen o no pueden permitirse cobertura médica, dividió apasionadamente a Estados Unidos desde la aprobación de la ACA en marzo de 2010.

Los sondeos indican que una ligera mayoría de estadounidenses rechazan esa obligatoriedad, aunque otros aspectos de la ley, como los chequeos médicos gratuitos a cargo de las compañías aseguradoras, son bien recibidos.

Con base en esta histórica sentencia, todos los estadounidenses deberán obtener un seguro médico antes de 2014 bajo pena de sanciones financieras. La decisión significa que la vasta reforma, parcialmente en vigencia por ahora, seguirá adelante y cobrará fuerza en los próximos años, en los que modificará la forma en que un gran número de estadounidenses reciben y pagan la atención médica.

La mayoría de los magistrados votaron también a favor de imponer límites a la ampliación del programa de salud pública Medicaid, que cubre las necesidades médicas de 16 millones de pobres en el país, por considerar que supone una carga excesiva sobre los Estados.

“Más allá de la política, la decisión fue una victoria para las personas en todo el país cuyas vidas ahora están más seguras”, declaró un sonriente Obama en la Casa Blanca.

Su rival republicano, Mitt Romney, prometió por su parte que abolirá la ley en su primer día como presidente, de ser elegido en noviembre. “’Obamacare’ era una mala ley ayer. Es una mala ley hoy”, afirmó Romney, en referencia al nombre popular de la ley.

La ACA es el gran logro político de la presidencia de Obama, sin parangón desde la creación del sistema actual de salud pública, en 1965, cuando se fundaron los programas Medicaid (para los más pobres) y Medicare (para los mayores de 65 años).

La corte objetó el aspecto de la ley referido a la expansión del sistema Medicaid pero determinó que proceda su ampliación mientras el gobierno federal no amenace con retener toda la asignación de fondos por el Medicaid a los Estados que no participen de la extensión comprendida en la legislación.

La reforma pretende extender la cobertura médica a 32 millones de personas sin seguro y además modifica dramáticamente una jugosa parte de la economía estadounidense, los gastos de sanidad que son del orden del 17% del Producto Bruto Interno del país (PIB), según algunos expertos. Estados Unidos gasta más dinero en asistencia médica que cualquier otra nación.

La ley, de 2.700 páginas, crea todo un nuevo aparato burocrático en el sistema sanitario estadounidense.

La ACA obliga además a las compañías de seguros a aceptar a cualquier persona aunque tenga problemas anteriores de salud, y permite a los jóvenes seguir inscritos en las pólizas de seguro de sus padres hasta los 26 años de edad.

 

Edición de esta semana
ORÍGENES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
A lo largo de su historia, México tuvo varios himnos nacionales que –por una u otra razón- terminaron en el olvido.    / ver más /
Septiembre 15 - Octubre 15  Durante el Mes de la Herencia Hispana (septiembre 15 - octubre 15), América celebra la cultura y las tradiciones de sus raíces en España, México y las naciones de habla hispana de América Central, Sudamérica y el Caribe.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La capacidad del periodismo estadounidense para presentar las noticias libres de intimidación política y responsabilizar a los líderes políticos por sus acciones es uno de los elementos más importantes de la democracia en los Estados Unidos. Los estadounidenses damos por sentado que los medios de comunicación exponen a los funcionarios deshonestos que infringen la ley o abusan de los poderes de su cargo.    / ver más /