Inventan nuevas formas de hacer el viaje “al más allá”
745A.jpg
Muchos estadounidenses han decidido afrontar su despedida terrenal de una manera innovadora y original: ¿por qué ser enterrados, si pueden formar parte de las estrellas, de los arrecifes de coral o de un roble milenario?
El negocio funerario, que mueve en Estados Unidos cerca de $10 mil millones anuales, ha cobrado recientemente una nueva dimensión social gracias al éxito de series televisivas como Six Feet Under (``A dos metros bajo tierra'').
La serie sobre las vivencias de la familia Fisher y su funeraria --con una audiencia de cerca de siete millones en EUA-- ha hecho que muchos norteamericanos tomen conciencia de que nadie está a salvo de la muerte.
Según datos de la Asociación Norteame-ricana de Crematorios, en el 2010, el 40 % de los difuntos serán incinerados, una opción que va ganando terreno al sepelio tradicional, lo que ha desencadenado una oleada de nuevas y originales propuestas.
La clave para llegar al cielo por la vía rápida la tiene la empresa Space Services, que realiza vuelos orbítales que acercan a las estrellas las cenizas de sus clientes. Una vez que el cohete se encuentra en órbita, las cápsulas que contienen los restos son lanzadas al espacio, donde permanecerán por un tiempo que varía entre siete y más de cien años, antes de regresar a la tierra y desintegrarse al con-tacto con la atmósfera.
Según una portavoz de la empresa, “al espacio tienen acceso unos pocos, pero es el sueño de muchos. Así que un funeral como el que ofrecemos es una forma de cumplir un deseo en vida''.
Si se tiene en cuenta que un entierro medio en Estados Unidos cuesta cerca de los $8,000, esta propuesta resulta atractiva, ya que sus tarifas oscilan entre los $995 y los $12,000.
El primer vuelo funerario partió desde España en 1997 y a finales del 2006 se habrán puesto en orbita las cenizas de cerca de 400 personas en seis vuelos.
En la actualidad, Space Services cuenta con distribuidores en Alemania, Argentina, Australia, Canadá, EUA, Francia, Japón, México y Reino Unido, ''aunque estamos muy interesados en nuevos mercados como Espa-ña'', aseguró la por-tavoz.
Para los que tengan miedo a volar, la com-pañía Eternal Reefs ofrece una manera ori- ginal de formar parte del ecosistema marino, como es crear un auténtico ''mausoleo'' bajo el agua. El fundador de la empresa ideó los ''arrecifes eternos'' (eternal reefs, en inglés, como se bautizó a la compañía). Ahora lo que comenzó como una ceremonia familiar se ha convertido en un próspero negocio, que ha colocado arrecifes artificiales por todo el mundo.
Estos arrecifes de descanso eterno cuentan con una vida media de 500 años y pueden llegar a medir más de un metro de alto y pesar cerca de 180 kilogramos, y sus precios oscilan entre los $995 y los $5,000 dólares. Además, Eternal Reefs se ha dado cuenta de que para los amantes de los animales perder a una mascota es tan doloroso como perder a un familiar, y por eso ha ideado Pearls Are For Pets, una versión en miniatura de sus arrecifes.
De acuerdo con las organizaciones ecoló-gicas, los funerales tradicionales, además de caros, son muy dañinos para la naturaleza. Por esta razón las personas preocupadas por el medio ambiente han optado por algo menos extravagante: los entierros ecológicos, es decir, aquellos en los que no se usan bálsamos pero sí urnas o ataúdes biodegradables.
En Estados Unidos existen cuatro cementerios ''verdes'' y uno de ellos es la Reserva de Ramsey Creek, en Carolina del Sur, que cuenta con 60 tumbas, ''y otras 50 reservadas'', afirmaron sus propietarios a la revista National Geographic. Dormir eternamente a los pies de un roble blanco cuesta de $250 a $1,950 dólares, por lo que se convierte en la opción más económica y respetuosa con el medio ambiente.
Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /