Más de 700 mil latinos quedaron fuera del Censo 2010
7497A.jpg

El Censo de 2010 en Estados Unidos no contó a más de un millón y medio de personas pertenecientes a minorías raciales, especialmente negros e latinos, habitantes que alquilan sus viviendas y jóvenes.

La Oficina del Censo difundió una extensa valoración de su recuento de la población estadounidense, que se repite cada década.

Los analistas gubernamentales fueron motivo de desavenencias políticas en otras ocasiones por el uso de “ajustes estadísticos” para compensar las personas no contadas según fórmulas computarizadas.

Empero, el Censo no contó al 2.1% de los negros y el 1.5% de los latinos, que juntos suman 1.5 millones de personas. Igualmente no fueron debidamente contados el 5% de los nativos estadounidenses que viven en reservaciones y casi el 25% de las minorías que se consideraron “de otra raza”.

El sur del país, encabezado por el Distrito de Columbia, Texas, Georgia, Virginia, Carolina del Norte y la Florida, fueron los estados más afectados por esas deficiencias numéricas. El centro y noreste del país fueron los menos.

La Oficina del Censo dijo que el último análisis no afectará el total oficial de 308.7 millones de personas afincadas en Estados Unidos ni la distribución de más de $400 mil millones en fondos federales para carreteras, escuelas y programas sociales.

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /