Edición especial de educación universitaria
7540A.jpg

La mayoría de las personas saben que es importante asistir a una universidad. La educación universitaria abre muchas puertas y ofrece muchas ventajas y oportunidades. En promedio, las personas con educación universitaria logran un ingreso de casi el doble que aquellos que solamente tienen un diploma de escuela secundaria.

De hecho, la brecha se ha ampliado en las últimas décadas, y se estima que en el futuro se ampliará todavía más.

Además, un graduado universitario tiene otras ventajas. Las investigaciones realizadas indican que los universitarios graduados viven más años, logran un acceso mejor a los servicios de salud, son más estables desde el punto de vista económico, tienen más ingresos disponibles y más tiempo para participar en actividades recreativas, votan en mayor porcentaje y participan más en sus comunidades. Un mayor ingreso permite que una familia resida en vecindarios más prósperos.

En las áreas prósperas, el valor de las propiedades es más alto y la recaudación de impuestos es mayor. Estos ingresos fiscales permiten que dichos vecindarios tengan mejores escuelas que benefician a los hijos, los cuales crecen más sanos, tienen un mejor desempeño en la escuela y a la vez tienen más posibilidades de asistir a una universidad.

Tener una educación universitaria le ofrece al individuo ventajas dentro del mercado laboral competitivo actual, así como del futuro.

Se dice que la economía del siglo XXI es una economía del conocimiento. Cada vez es más difícil de conseguir empleo de trabajo manual que en el pasado pagaba buen salario, especialmente en la industria manufacturera. Esta situación se produce a la misma vez que siguen aumentando los empleos que exigen una capacitación a nivel universitario o al menos una capacitación bastante mayor que la ofrecida por la escuela secundaria.

La única manera de participar en esta nueva economía del conocimiento es obtener niveles de capacitación más altos mediante la educación superior.

Un título de un College de dos años o de una Universidad de cuatro años, es cada vez más importante para abrir las puertas a las oportunidades económicas.

La obtención de una educación superior requiere tiempo, esfuerzo y una planificación cuidadosa por parte de padres y estudiantes, pero proporciona el conocimiento y las destrezas que los jóvenes usarán para tener éxito por el resto de sus vidas.

 

Masiva llegada de latinos a universidades acentuará brecha generacional

El número de latinos que completan los exámenes de ingreso a las universidades de EEUU se ha duplicado durante la última década, pero ese masivo logro académico podría generar inesperados problemas para padres y dirigentes comunitarios, advirtieron expertos.

El College Board, organización que compila estadísticas educativas, difundió un reporte en el que indica que más de 206.000 estudiantes latinos realizaron el ultimo año académico las pruebas de aptitud académica, o SAT en inglés, comparados con casi 95.000 alumnos latinos hace diez años.

A la vez, entre esos estudiantes, un 30% dijo que inglés no era su primer idioma y un 61% dijo que ellos eran los primeros en su familia en ir a la universidad.

La misma encuesta revela que las carreras médicas son las más preferidas por los jóvenes latinos (20% del total), seguidas por administración de empresas (13%) y por ingeniería (8%).

Aún más importante, la información compilada por College Board demuestra que muchos latinos ya no se conforman sólo con terminar una licenciatura, ya que “más de la tercera parte de estudiantes latinos aspira a un título de maestría, mientras que casi la cuarta parte aspira a un doctorado”.

Pero la buena noticia del aumento en el número de jóvenes latinos llegando a la universidad podría ser una mala noticia para aquellos padres que se aferran a patrones de conducta pasados,

Según el Pew Hispanic Center, es un hecho que el 90% de los latinos menores de 18 años que ahora viven en EEUU nacieron en este país y, por lo tanto, se criaron y educaron con las costumbres propias de la sociedad estadounidense, pero no necesariamente con las tradiciones de sus padres que ahora deben aprender y a prepararse para dejar ir a sus hijos. Muchos padres han rechazado becas y ofrecimientos de importantes universidades porque esas universidades estaban en otros estados.

La creciente presencia de latinos en las universidades del país es una tendencia irreversible, por lo que los padres deben educarse ellos mismos para evitar que los hijos se alejen completamente de sus familias por ir a la universidad.

 

¿Alternativas a la universidad?

Los estudiantes que no están interesados en ir a una universidad de cuatro años para obtener una licenciatura, pueden beneficiarse con los conocimientos que les brinda una institución de enseñanza superior técnica (vocacional) de dos años. Estos estudiantes pueden completar un programa en una institución comunitaria en un plazo más corto, pero que igualmente les proporciona las destrezas y la experiencia que requieren muchos empleadores.

Muchas escuelas secundarias y algunos empleadores locales ofrecen programas para estos estudiantes y que se conocen como “preparación técnica”, “2+2”, “de la escuela al trabajo”, o “de la escuela a la carrera”, y que están coordinados con instituciones de educación comunitarias y técnicas. Estos programas armonizan algunos cursos de la escuela secundaria con materias en instituciones superiores y, en algunos casos, dan a los estudiantes la oportunidad de aprender en un contexto práctico de trabajo real.

De esta manera, el material de la escuela secundaria prepara mejor a los estudiantes para el nivel superior, y también los encamina hacia un título universitario. Los estudiantes interesados en programas técnicos probablemente quieran tomar algunos cursos técnicos u ocupacionales en la escuela secundaria, pero también deben tomar los cursos del llamado “núcleo inteligente” (Smart core): inglés, matemáticas, ciencias, historia y geografía.

 

Hay que tomar temprano los cursos apropiados

Las familias deberían empezar a conversar sobre la universidad desde que el alumno está terminando la primaria. Hay que dejar bien en claro que se espera que vayan a la universidad, y entonces padres e hijos juntos planifican cómo lograrlo, comenzando el esfuerzo en el sexto o séptimo grado.

De la misma manera en que los empleadores quieren trabajadores con ciertas destrezas, la mayoría de las universidades quieren estudiantes que hayan tomado ciertos cursos avanzados. Los estudiantes de escuelas intermedia y secundaria que planifican con antelación y toman cursos de álgebra, un idioma extranjero y computación en el grado 8, están mejor preparados para estos cursos avanzados.

Cursos de Colocación Avanzada (Advanced Placement - AP). Son de nivel universitario, se ofrecen en 16 materias diferentes en escuelas secundarias y ayudan a los estudiantes a prepararse para la universidad. Los alumnos que obtienen buenas calificaciones en los exámenes de AP pueden lograr una colocación anticipada en la universidad y créditos universitarios. Esto ahorra tiempo y dinero, ya que los estudiantes necesitarán tomar menos cursos en la universidad.

Cursos de Preparación Técnica. Los estudiantes que quieran seguir un programa técnico en una institución de enseñanza comunitaria o vocacional, pueden prepararse tomando algunos cursos en la secundaria además de los cursos del “núcleo inteligente”. Los cursos “de la escuela al trabajo”, y “de la escuela a la carrera” también pueden ayudar a conectar los estudiantes con las universidades y con el mercado de trabajo.

Exámenes de ingreso. La mayoría de las universidades exigen que los estudiantes tomen los exámenes SAT I “Scholastic Aptitude Test” o el ACT “American College Test” mientras cursan la secundaria en los grados 11 o 12.

Averigüe con su consejero escolar exactamente cuáles son los exámenes que necesita rendir. Es posible que califique para el ACT, que es un tipo de prueba un poco distinto al SAT. Es posible además que necesite rendir los SAT II, que son exámenes específicos para una serie de diferentes materias.

 

El costo de estudiar una carrera

Pagar por una licenciatura no es fácil, pero no es imposible. Según recientes informes del College Board, el 66% de los estudiantes de horario completo, reciben alguna ayuda financiera.

Habitualmente los estudiantes no tienen que empezar a reintegrar sus préstamos hasta después de completar los estudios, y las tasas de interés son más bajas que en otros tipos de préstamos. Los graduados universitarios habitualmente ganan mucho más dinero que la gente que no tiene título de manera que el pago de un préstamo después de la graduación, es más fácil.

Hay muchos préstamos educacionales diferentes, de manera que antes de aceptar cualquier préstamo, asegúrese de averiguar exactamente cuáles son las condiciones. No deje que los mitos sobre el costo de la universidad o sobre la dificultad de ayuda finanaciera, impidan que logre sus metas de una educación superior.

Las universidades ofrecen todo tipo de carreras además de una amplia gama de costos de matricula, cuotas, textos, alojamiento, etc. Una mayoría de los estudiantes de tiempo completo, asisten a universidades de cuatro años que cobran menos de $9,000 por matrículas y cuotas por semestre.

Los Colleges públicos con programas de dos años generalmente son más económicos y cobran un promedio de $2,500 por semestre. Son ideales para completar los dos primeros años de una carrera de cuatro años pues en la mayoría de ellos se pueden transferir los créditos ganados a una carrera de cuatro años.

El alojamiento y comida de quienes no viven con sus padres, cuesta unos $8,000, más $1,200 en libros y útiles al año.

 

Donde obtener ayuda financiera para la Universidad

Empiece la búsqueda lo antes posible, pero tenga cuidado con compañías que cobran por ayudarle a conseguir esa ayuda. Hay muchas organizaciones que la ofrecen de forma gratuita.

Cada enero está disponible la solicitud gratuita de ayuda financiera federal FAFSA, la cual se puede bajar del internet, pedirse por correo o solicitarla en la escuela secundaria.

El gobierno federal utiliza la solicitud FAFSA para calcular el monto mínimo que espera que su familia contribuya hacia los gastos universitarios de su hijo, y para determinar si su familia llena los requisitos para obtener ayuda financiera. Se le pedirá información sobre ingresos familiares, bienes y otros detalles financieros. Para solicitar ayuda federal es necesario tener número de seguro social o tarjeta de residente permanente. No hay ningún cargo por presentar la solicitud FAFSA.

Según su necesidad, una universidad puede ofrecer una combinación de becas o subsidios, préstamos y trabajo para el estudiante en la universidad. Los subsidios no hay que pagarlos. De preferencia, elija préstamos federales sobre los privados pues las tasas de interés y las condiciones de pago son mucho mejores. El empleo dentro de la escuela permite equilibrar los estudios y el trabajo, a la vez que ayudan a pagar los gastos universitarios.

Sacar préstamos es una responsabilidad considerable. Sin embargo, los beneficios pueden compensar la inversión. Sin embargo, las familias no deben descartar la posibilidad de una universidad prestigiosa únicamente por estar fuera de su alcance económico. Si la universidad considera que su hijo tiene potencial, le brindará los fondos. Por ejemplo la Universidad de Stanford en California, ofrece un subsidio promedio para estudiantes de bajos ingresos de $30,000.

La crisis económica afecta a familias en todos los niveles económicos, pero “es probable que aquellas familias con ingresos y bienes por encima de los $80,000 reciban más ofertas de préstamos que de subsidios, y que la expectativa de su contribución familiar sea mayor”, según el Hispanic Scholarship Fund, una de las muchas organizaciones que ayudan a las familias en el proceso de solicitud de ayuda financiera.

 

Otros recursos

Usar sus ahorros es una manera de cubrir los gastos que tienen que salir de su bolsillo. Si aún no ha comenzado, aquí tiene un consejo: si ahorra $100 al mes en una cuenta bancaria por 18 años, podrá acumular entre $30,000 y $35,000.

También existen otros recursos menos conocidos. Al utilizar un plan de ahorro universitario “529”, el dinero se acumula libre de impuestos, e inclusive le permite pre-pagar, al costo actual, matrículas universitarias del futuro. Para averiguar más sobre estos planes, contacte a su banco. También es posible obtener créditos y deducciones fiscales por gastos educativos al rendir su planilla de impuestos.

El campo de las becas es competitivo y más que nunca se premia a los buenos estudiantes y a los que tienen necesidad. Existen compañías y fundaciones que ofrecen becas para estudiantes con diferentes cualidades, tales como ciertas áreas de estudio o si son hijos de veteranos o sin parte de una minoría. Es posible que un estudiante latino encuentre becas que reconozcan sus características étnicas.

Postularse para becas es exigente y se debe comenzar la búsqueda lo antes posible, pero tenga cuidado con compañías que cobren por ayudarle a conseguir ayuda financiera., y hay muchas organizaciones que ofrecen ayuda gratuita durante todo el proceso de solicitud.

El manual Scholarship Handbook del College Board ofrece una lista actualizada de más de 2,000 becas públicas y privadas para estudios de pregrado. Para obtener mayor información, visite www.collegeboard.com/enespanol, o llame al 1-800-323-7155. También podrá encontrar este manual en su biblioteca o librería local.

 

Dónde solicitar ayuda

• College Board: www.collegeboard.com/padres

• Mexican American Legal Defense and Educational Fund: www.maldef.org

• Hispanic College Fund: www.hispanicfund.org

• Hispanic Scholarship Fund: www.hsf.net

• Latino College Dollars: www.Latinocollegedollars.org

• Center for Student Opportunity: www.csocollegecenter.org

• FAFSA: 1-800-433-3243 ó www.fafsa.ed.gov, www.federalstudentaid.ed.gov.

 

Otras Becas disponibles para estudiantes latinos

La organización Hispanic Scholarship Fund (HSF) cuenta con varias becas universitarias para estudiantes de origen latino.

Los requisitos específicos y la información sobre el proceso de solicitud para cada una de estas becas están disponibles en el sitio de Internet de HSF (www.hsf.net/). Cada beca tiene criterios y requisitos muy diferentes que en promedio otorgan $2,500 anuales a cada estudiante.

Entre los requisitos generales para solicitar las becas disponibles a través de HSF está ser latino o de origen latino, ser ciudadano estadounidense o residente legal, estar inscrito en una universidad o college acreditado y tener un buen promedio académico.

Desde que fue creada en 1975, HSF ha otorgado becas por más de $280 millones a estudiantes latinos en EEUU y Puerto Rico.

Pese a que cada año son más los latinos que ingresan a la universidad, la organización reconoce que aún se debe trabajar más para disminuir la brecha que separa a esta comunidad con respecto a otros grupos étnicos.

Según varios estudios de HSF, el primer año de universidad es “crucial’’ en las posibilidades de éxito de los estudiantes latinos.

La página de internet de la organización cuenta con información acerca de otros programas y actividades disponibles que HSF impulsa con el objetivo de disminuir la brecha que separa a los latinos de otros grupos en el resto del país.

 

En resumen:

La educación universitaria es un ingrediente fundamental para tener éxito en el mundo actual globalizado y altamente técnico, y al tomar los cursos apropiados y trabajar duro anticipadamente, sus hijos pueden prepararse adecuadamente para ir a la universidad. El establecimiento de una base sólida de clases de alto nivel, a partir de los grados octavo y noveno, y la continuidad de cursos intensos durante toda la escuela secundaria, prepararán mejor a los estudiantes para los exámenes de ingreso a la universidad y el avanzar en los cursos universitarios.

El ahorro para la universidad y el aprovechamiento de la ayuda financiera del Departamento de Educación de los EEUU, de las universidades y de los Estados, le permiten que el sueño de una educación universitaria sea una realidad para sus hijos, si ellos están dispuestos a asumir el desafío y a desempeñarse lo mejor que puedan en la escuela, desde temprano.

INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR EN ARKANSAS CENTRAL

UNIVERSIDADES PÚBLICAS DE 4 AÑOS

• University of Arkansas at Little Rock. Little Rock

http://ualr.edu/admissions/. (501) 569-3127

• University of Arkansas for Medical Sciences. Little Rock

http://www.uams.edu/com/applicants/. (501) 686-5354.

 

UNIVERSIDADES PRIVADAS DE 4 AÑOS

• Arkansas Baptist College. Little Rock

http://www.arkansasbaptist.edu/. (501) 244-5104

• Hendrix College. Conway

http://www.hendrix.edu/Admission/. (800) 277-9017

• Philander Smith College. Little Rock

www.philandersmithadmissions.com. (501) 370-5221

 

COLLEGES PÚBLICOS DE 2 AÑOS

• Pulaski Technical College. North Little Rock & Little Rock

http://www.pulaskitech.edu/admission/. (501) 812-223

El Pulaski Technical College (PTC) ofrece una variedad de carreras cortas para que sus estudiantes puedan conseguir buenos trabajos con sólo estudiar una profesión por dos años. El 97% de sus estudiantes consiguen empleo dentro de los 6 meses después de su graduación.

De los casi 12 mil estudiantes durante el último semestre, sólo el 3% eran latinos.

En la solicitud de matricula se requiere el número del Seguro Social, el cual queda archivado sin mayor uso.

PTC no ofrece ningún tipo de beca o ayuda financiera diseñada especialmente para estudiantes latinos pero ofrece un programa de paridad de valor de matricula para los latinos que ganan las becas LULAC 750 de Little Rock.

 

Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /