EL PARTIDO DE LA SEMANA
Por Rafael Nuñez
7698A.jpg
El Equipo Platense

León Jr. vs. Platense F.C.

El partido entre el equipo León Jr., el campeón defensor de la Primera Divisón de la Liga MexArk, y el nuevo equipo de esa misma división, el Platense F.C., compuesto mayormente por jugadores salvadoreños, empezó un tanto trabado y con lapsos de dominio alterno. Con muy pocas llegadas, el encuentro continuó cerrado, y sólo en dos o tres ocasiones se generaron jugadas de peligro en ambas puertas.

El León Jr. llegó a este encuentro con un récord de 6 juegos ganados y 1 perdido, mientras que el Platense ostentaba un palmarés de 2 ganados, 2 empatados y 2 perdidos.

Desde la primera mitad el León mostró mayor peligrosidad que su rival, cuando en por lo menos dos ocasiones sus delanteros se pararon casi solos frente al arco y fallaron el disparo final. La verdad es que el León perdonó, y esto ocasionó que el primer periodo terminara con el marcador aún en blanco.

Ya para el segundo tiempo, el delantero del león Jr., José Pérez (camiseta no. 9), comenzó a mostrar su peligrosidad con coladas por la banda derecha, con balón controlado y gambetas con ambas piernas. Por su parte, el no. 8 del León, Francisco Giovanni Domínguez, empezó a mostrar grandes dotes de orquestador, tanto con pases cortos y de media distancia filtrados por abajo y con mucha precisión, así como también lanzando largos pases bombeados desde media cancha, también muy certeros y a la velocidad idónea, de acuerdo a las necesidades de cada jugada. Así pues, los jugadores ofensivos del León, Pérez y Domínguez, siguieron incursionando al terreno enemigo con mucho peligro, al igual que Isaí García (no. 7). Los tres tuvieron llegadas claras, pero en dichas ocasiones o fallaban el remate final al volar el tiro, o bien sus disparos terminaban en las manos del portero.

Finalmente, al minuto 22 del segundo tiempo Pérez, con un magistral quiebre, dejó atrás a su marcador e ingresó por la esquina derecha del área grande ante la salida del portero del Platense, al que también evadió con hábil toque a un lado del mismo, por lo cual éste no tuvo otra opción que trabar al delantero por abajo con una demasiado obvia zancadilla. Ante esto, el nazareno silbó el claro penal. El mismo “Pepe” Pérez se encargó de ejecutarlo, engañando al portero con tiro raso a la izquierda de éste para el 1 a 0. Un minuto y medio más tarde la delantera del León falló un remate claro ante la portería cuando García, prácticamente solo y sin marca, voló su tiro ya estando dentro del área grande, a escasos 10 metros del arco. Ya para el minuto 30, el dominio del León era más que claro, y casi borró de la cancha al Platense, que casi ya no llegaba al arco rival.

Cabe destacar también la actuación del portero del León, John Ingram, que pese a contar ya con 38 años, continúa siendo un cancerbero de primer nivel y toda una garantía bajo el arco. De hecho fue Ingram quien preservó el triunfo por la diferencia mínima de 1 a 0, ya que al final del encuentro, en el mismísimo minuto 45, salvó su meta con una espectacular atajada a una mano de un tiro a distancia corta del Platense que ya los jugadores del mismo cantaban como el gol del empate.

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /