EL PARTIDO DE LA SEMANA Arsenal vs. Deportivo Cali

Por Rafael Núñez

Otter Creek Park, Campo 1, domingo 28 de octubre, 12 del mediodía — El encuentro entre los equipos Arsenal y Deportivo Cali, de la Segunda División de la Liga MexArk, se antojaba de pronóstico reservado, ya que el Arsenal, dirigido por Javier Flores, llegaba al encuentro con un palmarés de 8 partidos ganados, 1 empatado y 1 solo perdido, y en tercer lugar de la tabla de posiciones; mientras que el Deportivo Cali, comandado por Abdón González, traía un récord de 6 ganados, 1 empatado y 3 perdidos, y ocupaba el quito lugar de la tabla. Así pues, ambos equipos tenían mucho qué ganar, pero a la vez, mucho qué perder.

Este juego empezó con mucho peloteo en media cancha, sin dominio claro por parte de ninguna de las dos escuadras. Pero con el transcurso de los minutos de la primera mitad, la mayor movilidad del Arsenal empezó a generar un mayor número de llegadas al arco rival.

No obstante, el Cali seguía en la pelea, con algunas esporádicas pero buenas llegadas ofensivas. Sin embargo, ya para el minuto 30 el mayor dominio del Arsenal era notorio, y sus llegadas al arco o a la última línea eran cada vez más frecuentes. Pero aún así, el marcador seguía en blanco. Si bien es cierto que el Arsenal dominaba, el Cali continuaba generando peligro con algunas jugadas de contragolpe que por momentos ponían en aprietos a la línea defensiva del Arsenal.

Desde el primer tiempo, el jugador del Arsenal, José “Mara” Sigarán (# 7), comenzó a mostrar su peligrosidad a la ofensiva con diversas coladas a velocidad y con balón dominado, pero sin tino en el disparo. Otro que empezó a mostrar su talento ofensivo fue el jugador del Arsenal, Omar “Pájaro” Alcázar (# 13), que sabe jugar muy bien sin balón y tiene mucha facilidad para deshacerse del balón para habilitar a sus compañeros, y por ello frecuentemente se filtraba por la banda derecha para recibir el pase y así abrir la cancha, consecuentemente generando peligro para la meta rival con peligrosos centros precisos y jugadas hasta la última línea. Empero, pese a todo lo anterior, el primer tiempo terminó 0 a 0.

El segundo tiempo comenzó y continuó con dominio alterno por parte de ambas escuadras hasta el minuto 20, que fue cuando el jugador del Arsenal, Andrés Galván (#12), remató un centro desde la banda derecha con un certero y sólido cabezazo a primer palo que fue a incrustarse al ángulo superior izquierdo del portero del Cali, que nada pudo hacer para impedir la anotación.

Después del gol, el Arsenal empezó a ampliar su dominio en media cancha, y por ratos lograba encerrar al Cali en su propia mitad de la cancha. La verdad de las cosas es que el Arsenal posee mayor condición física y velocidad de conjunto que el Cali, y esto precisamente fue lo que fue haciendo la diferencia más y más con el paso de los minutos. También era obvio que el Arsenal tenía mayor coordinación entre sus líneas, y que mostraba un mayor grado de acoplamiento, desarrollando, tanto en media cancha como en casi todas sus llegadas, triangulaciones y paredes de primera intención que paulatinamente fueron frustrando al cuadro del Cali. De hecho, desde el comienzo del partido se percibía que el Arsenal poseía mayor idea ofensiva, pero no supo concretar frente al marco durante el primer lapso.

Ya para el minuto 20, el Cali empezó a partirse en dos, con su delantera y su media en una mitad del terreno y la defensa en la otra, y estando así las cosas, el 2-0 vino al minuto 44, y comenzó con una descolgada a velocidad del Arsenal en media cancha, que a su vez culminó con una colada del “Pájaro” Alcázar por banda derecha, que envió un centro preciso para Miguel Servín (# 11), quien después de un quiebre, remató con fulminante trallazo de derecha para vencer al portero del Cali sin mayores complicaciones.

Un minuto después, al minuto 45, vino el 3-0 cuando “El Mara” Sigarán, desde el bando derecho, muy cerca del punto de corner, envió un largísimo, bombeado y certero centro hasta el segundo palo del arquero, donde “El Pájaro” Alcázar remató de cabeza, con un soberbio martillazo, picado y contundente, que una vez más dejó sin oportunidad alguna al portero del Cali.

Bien por el Arsenal, que con este resultado y después de su clara victoria ante Gladiadores una semana antes, ahora tiene que ser considerado como uno de los grandes favoritos para llevarse la corona de la segunda división.

noticias
6189112.jpg
PANAMÁ
Solís no llega a tiempo a reunión con Martinelli por mal tiempo en Honduras
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›