Padres deben denunciar intimidación/discriminación pero por barreras culturales y de lenguaje a menudo no lo hacen

El pasado sábado 3 de noviembre, varios latinos asistieron a una reunión multiétnica con unos 80 participantes y que duró dos horas, que tenía por objeto discutir el grave problema de la intimidación/discriminación a estudiantes latinos, cometidos principalmente por estudiantes afroamericanos en escuelas públicas del Distrito Escolar de Little Rock (LRSD), situación que se informó en los semanarios Arkansas Times y EL LATINO la tercera semana de septiembre de 2012.

Tres cuestiones se plantearon durante la reunión, las que pueden presentar oportunidades para los miembros bilingües de la comunidad, de ayudar a prevenir y solucionar a estas situaciones de acoso:

En primer lugar, la necesidad de explicar a la comunidad latina el procedimiento actualmente en vigencia en las escuelas públicas del LRSD, por el cual los padres de los niños que son víctimas de acoso escolar han de seguir para reportar tales incidentes. Los representantes del LRSD, presentes en la reunión, dijeron que los maestros y directores de las escuelas no pueden hacer nada acerca de los incidentes de intimidación, hasta que los padres acudan a denunciar los incidentes. (Sin duda, los maestros y directores deben tomar por lo menos algún tipo de acción, cuando un estudiante reporta esos incidentes), pero el punto se refiere al seguimiento del proceso para denuncias establecido por el LRSD, por parte de los padres y tutores.

Debido a las barreras culturales y de lenguaje, a menudo los padres y tutores que vienen de países latinoamericanos, se muestran reacios a acercarse a los maestros y directores de las escuelas. Por lo tanto, un objetivo del LRSD en su acercamiento a la comunidad latina de habla hispana, es comunicar exactamente a los padres y tutores de los niños que asisten a escuelas públicas en LRSD, los pasos que deben seguir para reportar incidentes de intimidación/acoso/discriminación.

En segundo lugar, está la necesidad de ayudar a estos miembros de la comunidad a superar la reticencia (quizá incluso miedo a represalias) que pueden tener sobre informar de lo que está pasando a sus hijos.

En tercer lugar, está la situación que se refiere a la necesidad de las escuelas de contar con intérpretes para ayudarles a comunicarse con los padres y tutores que hablan principalmente español.

Mi propuesta en respuesta a estos tres puntos es la siguiente:

1) El LRSD debe enviar a todos los padres latinos una copia en español del protocolo actualmente en vigencia para denunciar estos hechos y que se incluye en el Manual de Estudiantes. Esto asegurará que todo el mundo esté consciente del procedimiento y hará inaceptables nuevas excusas de los padres sobre estos incidentes no resueltos, y de los funcionarios escolares de no poder tomar acción correctiva/disciplinaria.

2) El LRSD debe preparar y publicar un inventario del personal bilingüe disponible en cada escuela. Sé a ciencia cierta que son varios los funcionarios bilingües en diferentes escuelas, que pueden ayudar.

3) EL LATINO continuará llamando la atención de la comunidad latina a la necesidad de voluntarios bilingües en las escuelas que no tienen personal bilingüe y para las reuniones de Padres y Maestros (PT) y otras reuniones donde puedan necesitarse y en los horarios anticipadamente anunciados y publicados por el LRSD.

4) LRSD debe reiterar la coordinación de los voluntarios con las necesidades de las escuelas a través de su programa VIPS (Voluntarios en escuelas públicas)

Sus comentarios y sugerencias son siempre bienvenidas en EL LATINO: 501-374-0853, por correo electrónico a: el-latino@arktimes.com

 

 

noticias
6193662.jpg
EEUU
Kerry dice que "se está acabando el tiempo para que Rusia cambie el rumbo en Ucrania"
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›