Malas noticias para los latinos en Arkansas
Por Michel Leidermann
7789A.jpg

Republicanos ganan control de la Asamblea General Estatal

y pudieran aprobar leyes anti-inmgrantes

Por Michel Leidermann

Después de las elecciones del pasado martes 6, los republicanos han asegurado la mayoría en ambas Camaras de la Asamblea General de Arkansas.

Los demócratas controlaban la Cámara de Representantes desde el período de la Reconstrucción tras la Guerra Civil. Una ola de triunfos electorales por el Partido Republicano en 2010 y nuevamente ahora en 2012, aseguraron que el Partido Republicano tenga la mayoría por primera vez en 138 años.

Los republicanos aseguraron 51 escaños, los demócratas 48 y el Partido Verde ganó un escaño.

En el Senado estatal, los republicanos aseguraron 21 escaños en la Cámara Alta de 35 miembros, despojando del control a los demócratas, también por primera vez en 138 años.

Los condados tienen hasta el 16 de noviembre de certificar los resultados electorales.

Otra situación creada es que el presidente de la Cámara de Representantes es elegido por una mayoría de los miembros de la Cámara y por lo general es un miembro del partido mayoritario. Él controla el orden del día de la sesión, decide cuales comisiones discutirán cual ley, elige a los legisladores que toman la palabra y quienes se desempeñan como presidentes de los 10 comités.

La primavera pasada, el demócrata de Little Rock, Darrin Williams, fue elegido como presidente-designado de la Cámara Baja en el último día de la sesión fiscal. Las reglas de la Cámara requieren que los miembros elijan a su presidente en el primer día de la sesión legislativa. Por lo general, esa es la persona que actuó como presidente-designado. Ahora los republicanos con mayoría, podrían designar como presidente, al representante Terry Rice de Waldron.

Por su parte el gobernador demócrata de Arkansas, Mike Beebe dijo que presentará su versión del presupuesto fiscal a los legisladores y que los resultados electorales que favorecen a los republicanos, no cambian sus planes para la sesión legislativa del 2013. Dijo que va a seguir centrándose en la educación, el desarrollo económico y la reducción del impuesto sobre las ventas sobre los alimentos.

El peligro para la comunidad latina y en especial los inmigrantes, es que en años anteriores los legisladores republicanos intentaron pasar leyes de connotación anti-inmigrante (similar a las aprobadas en otros Estados), pero los demócratas, entonces con mayoría en ambas Cámaras, se lo impidieron. Incluso tres propuestas demócratas de la senadora Joyce Elliot para aprobar un “Dream Act Estatal” tampoco pudieron pasar por impedimento republicano.

Ahora con la mayoría en ambas Cámaras de la Asamblea General, las cosas podrían ponerse más color hormiga que nunca para los inmigrantes latinos en Arkansas.

 

noticias
6953070.jpg
EEUU
La CIDH pide a México hacer más en Iguala y estudia apoyar la búsqueda de los estudiantes
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›