Escuela primaria De-Queen recibe galardón nacional
7792A.jpg

La De Queen Elementary School que enseña a los grados tres al cinco, es una de las tres escuelas de la nación, seleccionadas para recibir este año 2012 el Premio “Disipando el Mito” (Dispelling the Myth), otorgado por el Fondo de Educación (The Education Trust) a escuelas con alto rendimiento académico y con grandes poblaciones de niños pobres y de minorías raciales y étnicas.

Este año los tres galardonados son:

• Edward Brooke Charter School

- Roslindale, Boston

• De Queen Elementary School,

De Queen, Arkansas

• Laurel Street Elementary School,

Compton, California

Este es el décimo año en el que se otorgan estos premios.

El Fondo de Educación basado en Washington, DC, es una organización nacional de defensa y de investigación educativa, que se centra en gran medida en el aumento de los logros y las oportunidades para los estudiantes pobres y de minorías.

Los galardonados con el Premio “Disipando el Mito”, prueban que niños de bajos ingresos también pueden alcanzar niveles académicos altos cuando, las escuelas a las que asisten realmente se centran en el éxito de todos los niños a través de un fuerte liderazgo, trabajo duro y expectativas superiores” dijo Kati Haycock, presidenta de The Education Trust, en un comunicado de prensa sobre los premios.

Cada una de las escuelas seleccionadas han hecho grandes avances en el aprendizaje de sus alumnos y ahora superan los promedios estatales de acuerdo con el Fondo de Educación.

Alrededor de dos tercios de los 537 niños en la escuela primaria De Queen son latinos. Alrededor del 80% son elegibles para recibir comidas escolares gratuitas o de precio reducido, una indicación de los bajos ingresos de sus familias. En contraste, alrededor del 90% de los niños cumplen o exceden los estándares estatales en matemáticas y de lectura establecidos en el Exámen de Referencia de Arkansas, según la organización.

Al poner de relieve la labor de estas escuelas, el programa “Disipando el Mito” tiene por objeto refutar la creencia dañina de que el logro académico es únicamente impulsado por los antecedentes socioeconómicos del estudiante en lugar de la calidad de la educación que reciben.

Las escuelas ganadoras fueron honradas por su importante labor durante la Conferencia de la Educación Nacional 2012, titulada “Lográndolo (Getting It Done) Elevando el rendimiento, Cerrando Brechas para Todos”, en Washington D.C.. La conferencia reunió a educadores y defensores de la educación de todo el país, para discutir estrategias eficaces y poder cerrar las brechas en los logros y las oportunidades que persisten en las escuelas en todo los grados, K-12. Este año la cena celebratoria contó también con las reflexiones formuladas por el Secretario de Educación de EE.UU., Arne Duncan.

 

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /