Delegación venezolana visita EL LATINO
7793A.jpg

El Departamento de Estado de EE.UU. continuando con su programa de visitas de delegaciones extranjeras para conocer mejor el sistema electoral de los Estado Unidos, delineó los siguientes objetivos para una delegación venezolana que visitó Arkansas del 2 al 6 de Noviembre:

• Explorar cómo el sistema político de EE.UU. está organizado a nivel local, estatal y nacional;

• Examinar el ciclo electoral de EE.UU., con un enfoque sobre el papel de las organizaciones de base y medios de comunicación en las campañas;

• Explorar la interacción entre los grupos de interés, las comunidades locales y los medios de comunicación y las formas en que influyen en la agenda pública;

• Examinar el impacto de la participación ciudadana en el proceso político de EE.UU. y en las elecciones, así como la forma en que los medios de comunicación social desempeñan un papel fundamental en el intercambio de información y la dinamización de los movimientos políticos de base; y

• Obtener puntos de vista sobre cómo la participación cívica y política se fomenta en los EE.UU., la importancia de la transparencia en la política, y la relación entre los líderes políticos y el público.

La delegación estaba formada por: Luz María Álvarez Sánchez,

Presidente, Asociación de Abogados, en el municipio Caroní, Estado Bolivar;

Carlos Alexander Flores González, Director de relaciones exteriores de la oficina del gobernador, Estado Táchira; Gerardo Alfredo López, Presidente, Fundación “Construyendo Futuro”, Estado Falcón; Carlos Martín Méndez Medina. Secretario Particular, oficina del alcalde, municipio Libertador, Estado Mérida; y Luis Augusto Martínez, Coordinador adjunto del Municipio Lagunillas, Estado Zulia.

 

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /