EL PARTIDO DE LA SEMANA Cañaveral vs. Hidalgo
7813A.jpg
Morelia, comandado por Raudel Mederos

Por Rafael Núñez

OTTER CREEK PARK, Domingo 18 de Nov., Campo #4, 8 a.m.— El equipo Baseline F.C. llegaba a este partido en el 4to. lugar de la Tabla de Posiciones de Fin de Temporada de la 2da. División de la Liga MexArk, mientras que su rival, el Morelia, llegaba en 5to. lugar. Así pues, se esperaba un encuentro muy parejo. Pero para sorpresa de muchos, no fue así. De hecho, el Morelia fue amo y señor de este encuentro desde mediados del primer tiempo, ya que antes de eso, al menos hasta el minuto 20, el dominio había sido alterno, con constantes disputas por la posesión del balón en media cancha, pero muy pocas llegadas claras a la última línea por parte de ambos cuadros.

Digamos que los primeros 25 minutos de este partido fueron algo así como los clásicos “raunds de estudio” que casi siempre suceden a lo largo de los primeros 3 o 4 episodios de una pelea de box: mucha esgrima, muchas fintas de jab, mucho “bending”, mucho “rolling”, pero muy pocos golpes.

No obstante, a partir del minuto 26, el partido empezó a abrirse más, con llegadas más frecuentes a meta por ambas escuadras. Y luego, al minuto 30, el Morelia empezó a posesionarse cada vez más del esférico. Así llegó el minuto 36, cuando Morelia anotó el primer gol del juego por medio de su jugador Jairo Meléndez (#10), quien a contrarremate de un cabezazo a gol de un compañero y rechace de la defensa, venció al portero del Baseline a su derecha, con un tiro fuerte y raso disparado desde los linderos del área grande.

Luego, al minuto 41, vino el 2 a 0 por medio de, José Martínez (#12) del Morelia, quien con certero remate de cabeza a un centro desde el costado izquierdo superó al arquero del Baseline, otra vez a su derecha.

Dos minutos más tarde, al 43, fue de nuevo Martínez (#12) quien anotó el 3-0 con un tiro raso y cruzado desde el costado izquierdo que dejó sin oportunidad al portero del Baseline.

El segundo tiempo trajo más de lo mismo: al minuto 16, Cristián Ávila (#9) del Morelia marcó el 4-0 con tiro bombeado desde el costado izquierdo y desde fuera del área grande que agarró al portero del Baseline adelantado y lo venció por arriba.

Al minuto 20 de la segunda mitad la delantera del Baseline, que durante todo este encuentro “traía al santo de espaldas”, tuvo una llegada por derecha que terminó con un gran y fulminante tiro que, para colmo de males, vino a estrellarse en el ángulo superior izquierdo del arco del Morelia, y luego salió por la línea de meta.

El 5 a 0 llegó al minuto 22 de la segunda mitad cuando, después de un tiro fuerte y cruzado desde el costado izquierdo que el portero del Baseline alcanzó a rechazar tirándose, a su vez, a su izquierda, pero con tan mala fortuna que, después de rebotar en el suelo el balón quedó casi suspendido en el aire frente a él, sólo para que Jairo Meléndez (#10), una vez más, llegara y contrarrematara de cabeza desde los linderos del área chica, con el arquero aún en el piso.

Pero Jairo aún no terminaba, y así, metió su tercer gol del encuentro al minuto 28 del segundo tiempo, para que el marcador llegara a 6-0, después de recibir y dominar con gran técnica individual un largo y preciso cruce desde la izquierda que le permitió colarse por el centro y vencer al portero con un disparo fuerte, raso y a bocajarro.

Al minuto 35 la delantera del Baseline, otra vez, estrelló un tiro desde la izquierda, bombeado y a segundo poste, en el larguero de la portería del Morelia, con el arquero ya superado. El balón simplemente rebotó en el travesaño y regresó al campo de juego sin causar ningún daño. La verdad es que: ¡Sencillamente no fue el día del Baseline y la suerte no lo acompañaba!

Tal vez una ‘limpia’ o una ‘barrida’ no le vendría nada mal a dicho equipo con miras a la siguiente temporada.

Así pues, enhorabuena para el Morelia, que con este resultado en su primer encuentro de la liguilla sigue adelante en la llamada “fiesta grande” de la MexArk.

Por su parte, el Baseline, sin duda uno de los nuevos grandes animadores de la Segunda División de la MexArk que en su debut en la liga dejó gratamente sorprendidos a propios y extraños con una serie de victorias impresionantes y por su casta goleadora, se va a casa para unas muy merecidas vacaciones. Se espera que el Baseline agregue varios refuerzos de calidad para la siguiente temporada, y entonces sí,… ¡cuidado y agárrense, acérrimos rivales!, que este equipo, entonces sí, marchara de nuevo viento en popa, como lo hizo por tanto tiempo durante este temporada.

noticias
6574087.jpg
CUBA
Fidel Castro recibió ayer la visita de Maduro y alabó su papel en la crisis de Gaza