ES HORA DE PLANTAR LOS CULTIVOS DE INVIERNO EN ARKANSAS
7837A.jpg
Susan Alman (der.), intengrante de la organización Americorps, enseñando a un grupo de menores como plantar diversos tipos de semillas.

Por Rafael Núñez

La relativa humedad del clima propio de esta región del centro de Arkansas, en combinación con las condiciones específicas de su suelo y subsuelo, permite que aquí se dé una temporada de cultivo y cosecha invernal. Con el afán de informar a nuestros lectores sobre este tema, es que recientemente El Latino encaminó sus pasos al encuentro con un verdadero experto en la materia:

Damian Thompson es un hortelano completamente entregado a su jardín. ¡Y vaya que el suyo no es un jardín cualquiera!, puesto que es, nada más ni nada menos, que el maravilloso, mágico, increíblemente bello y casi milagroso Jardín Comunitario Dunbar (Dunbar Community Garden), un proyecto del Departamento de Parques y Recreación del gobierno de la ciudad de Little Rock, que dicha dependencia gubernamental opera y patrocina en conjunción con las dos escuelas del Distrito Escolar de Little Rock que se encuentran adyacentes al mismo: la primaria Gibbs Elementary School y la secundaria Dunbar Middle School.

 

¿Quién es Damian Thompson?

El Dunbar Community Garden se encuentra ubicado en la esquina de las calles Chester y 18, en el sector central de Little Rock (el domicilio oficial es #1800 South Chester Street), y Damian Thompson es el coordinador general del proyecto. Damian es un horticultor profesional, debidamente educado en los niveles universitario y de postgrado, pero más allá de su formación académica y profesional, Damian tiene una gran, gran pasión por el cultivo de la madre tierra, y por las enormemente asombrosas lecciones que las plantas ofrecen a los humanos sobre el milagro que constituye el mero hecho de estar vivos, y sobre el aún más increíble milagro de la vida en general.

Damian es un maestro natural, acostumbrado a trabajar e instruir con gran facilidad a niños, jóvenes y adultos en los pormenores, sorpresas y secretos de la horticultura. Es un consumado agricultor, un experto sembrador, granjero y hortelano, ducho y diestro en el arte del cultivo y la cosecha, así como también en la crianza de diversos tipos de animales de corral, incluyendo gallinas, cabras, conejos, etc.

Cuando se platica con él, uno tiene la impresión de que se está hablando con un perito, pero a la vez con un amigo, siempre listo para contestar cualquier pregunta y ayudar, y guiar, con amabilidad y un gran caudal de conocimientos, cualquier asunto relacionado con la jardinería y/o la horticultura. Su semblante es casi siempre calmado, pero entusiasta, y al charlar con él, aunque sea por cinco o diez minutos, empieza uno a percibir que de su persona, emana una gran cantidad de vibraciones positivas, una sensación de bienestar general, y algo más: un efecto de jubilo emocional que casi, casi raya en lo místico.

 

El Cultivo y la Cosecha de Invierno en Arkansas

Damian dijo a El Latino que aun cuando la fecha promedio para el inicio de las heladas invernales en Arkansas es el 15 de noviembre, “no obstante, este año, debido a lo relativamente templado que ha estado el clima durante todo este otoño, nosotros aquí en el Jardín Comunitario Dunbar todavía estamos plantando, y continuaremos plantando por lo menos a lo largo de las siguientes dos o tres semanas, las siguientes plantas para el llamado ‘cultivo y cosecha de invierno’: espinacas, ajo, cilantro, acelgas, mostaza verde, nabos, rábanos y zanahoria; y en cuanto a granos, el llamado trigo de invierno y el centeno de invierno”.

Por su parte, el Programa de Extensión Cooperativa de la Escuela de Agricultura de la Universidad de Arkansas, en su “Gráfica de Siembra Mensual para los Jardines Caseros a lo Largo de Todo el Año”, a cargo del catedrático Dr. Obadiah M. Njue, informa que, aparte de las plantas ya mencionadas, durante diciembre también se puede plantar: fresas, lechuga, y verduras de ensalada. Mientras que en enero se puede sembrar: fresas, espinacas, chícharos ingleses y lechuga. Y en febrero: fresas, zanahorias, brócoli, repollo, coles de bruselas (brussel sprouts), acelga, remolachas, rábanos, lechuga, nabos, mostaza, papas irlandesas, chícharos ingleses y espinacas

Damian indicó que en el Jardín Comunitario Dunbar “también hemos plantado habas (fava beans) en diciembre y las hemos cosechado a fines de marzo. De hecho, la mejor cosecha que nosotros hayamos tenido aquí la plantamos, precisamente, a mediados de diciembre”.

 

¿Cuál es, Actualmente, el Chile Más Picoso del Mundo?

Conocido entre sus amistades como “El Jardinero Ético”, “El Hortelano Humanista” y “El Horticultor Enciclopédico”, Damian también mostró a El Latino, en varios canastos llenos, una gran cantidad de chiles picantes que recién se habían cosechado en el jardín Dunbar, entre los cuales se incluían ejemplares de las variedades: chiles “Fantasmas” de la India; “Habaneros Dorados”, y chiles “Escorpión” o “Alacrán” de Trinidad y Tobago.

“Lo realmente curioso del caso –comentó Damian– es que en la India se desarrollaron y se cultivan los llamados ‘chiles fantasmas’, que están entre los más picosos del mundo, y a la vez, también allí se dieron y se cultivan algunas de las variedades menos picosas del planeta. Por otro lado, el chile denominado ‘escorpión’ o ‘alacrán’, desarrollado en la isla caribeña de Trinidad y Tobago, fue declarado en febrero del 2012 como ‘el chile más picoso del mundo’, y se dijo que el mismo ocupaba el récord mundial en cuanto a ‘picosidad’, o sea, que era la variedad más picosa que existía en todo el planeta, con un total de 2 millones de unidades scoville (Scoville Heat Units, o SHU) en la escala para medir la ‘picosidad’. Pero hoy en día, desde hace varios años, esto cambia aproximadamente cada seis meses, y así, según varios informes recientes, en agosto pasado se anunció que en el estado de Carolina del Norte se había desarrollado una nueva variedad de chile picante que era aún más picoso que el escorpión de Trinidad y Tobago. Este nuevo supuesto ‘campeón mundial’ de la ‘picosidad’ ha sido denominado como ‘La Parca Segadora de Carolina del Norte’. Creo que la ‘picosidad’ de una u otra variedad de chiles ya se está asemejando a lo que pasa con las computadoras. O sea que, cada seis meses, su capacidad y potencia quedan obsoletas”.

 

Hacer el Bien sin Mirar a Quien

Con el paso del tiempo, Damian se ha convertido en recurso local clave para todas las cosas pertinentes a la jardinería. Él trabaja por igual con profesores y estudiantes que acuden a las “aulas al aire libre del Jardín Comunitario Dunbar. Asimismo, ofrece asesoramiento a jardineros de la región frustrados por algún contratiempo o dificultad en sus jardines o huertas. E instruye a niños y jóvenes de edad escolar, de manera minuciosa y esmerada, sobre todos y cada uno de los pormenores de esos grandes y pequeños milagros que se dan a diario en cualquier jardín.

Damian dijo que para él el aspecto más emocionalmente gratificante o remunerador de su trabajo “es cuando esos niños y jóvenes vuelven aquí al jardín por su propia voluntad a trabajar, ya sea durante sus ratos libres, después de la escuela, o durante las vacaciones escolares. Es entonces cuando uno se da cuenta de que hemos hecho una buena impresión sobre ellos, que hemos dejado una huella positiva en sus mentes y en sus almas, y que el trabajar en beneficio de la madre tierra es algo que les atrae de corazón, algo que aprecian. Y eso, cuando uno ve a los niños aprendiendo todo esto con gusto, pues eso es sencillamente lo mejor para mí”.

Si usted desea saber más información sobre el Jardín Comunitario Dunbar, puede llamar al teléfono (501) 529-8520, o acudir en persona al jardín en horas hábiles, o bien, escribir por correo al siguiente domicilio: Jardín Comunitario Dunbar, #1800 S. Chester Street, Little Rock, AR 72206.

Comuníquese con el Coordinador del Programa, Damian Thompson para programar su viaje al jardín.

El jardín ha servido a varias generaciones desde 1992.

 

…Del folleto informativo del proyecto dirigido al público en general:

El proyecto Jardín Dunbar es un aula al aire libre de dos acres de extensión. Nuestra misión es preservar la relación entre la educación y el mundo natural, proporcionando experiencias educativas, de primera mano y al aire libre, tanto a los niños de edad escolar, como a adolescentes y adultos. Uno de los objetivos primordiales es enseñar a los niños el origen de los alimentos que consumen. Contamos con más de 150 experiencias prácticas y de primera mano sobre la jardinería, y también proporcionamos clases de educación ambiental para niños de edad escolar.

 

Nuestro lema es: Plantar Ideas, para Cultivar Mentes en Crecimiento.

 

Estamos abiertos al público para oportunidades de aprendizaje y excursiones. ¡Todos los grupos son bienvenidos!

 

noticias
7444902.jpg
BRASIL
El Gobierno brasileño acusa a revista de "manipulación periodística"
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›