Curandero cuida a AMLO para protegerlo de enemigos
784A.jpg
Un curandero conocido como el Lobo Negro frotó con hierbas de olor el rostro del principal aspirante a la presidencia de México, en un intento por protegerlo de sus enemigos.
El izquierdista Andrés Manuel López Obrador se sometió al proceso conocido como “limpia” en el poblado de Catemaco, en el sur del país, donde se concentran brujos, curanderos y personas dedicadas a la medicina alternativa.
“Estoy bien con mi conciencia. Estoy limpio, estoy bien con el prójimo. Estoy defendiendo una causa justa que me da mucha fortaleza espiritual y moral, pero no está de más la limpia, porque es como una protección por cualquier circunstancia”, dijo el candidato de los partidos de la Revolución Democrática, Convergencia y del Trabajo.
Muchos artistas e intelectuales viajan a Catemaco en marzo para recibir una limpia de manos de curanderos como el Lobo Negro, cuyo nombre verdadero es Lucio Escobar.
López Obrador, favorito para las elecciones de julio, ha acusado a sus enemigos de planear su destrucción. El domingo, dijo sin embargo que no lo vencerán.
“No me va a pasar nada porque el bien siempre triunfa sobre el mal”, y agradeció al popular curandero la acción para protegerlo.
Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /