Al menos 74 periodistas asesinados en Latinoamérica en tres años

Al menos 74 periodistas han sido asesinados en los últimos tres años en Latinoamérica, 49 de ellos en Honduras (25) y México (24), los dos países más peligrosos para el ejercicio del periodismo en la región, reveló el estudio ‘Rostros y rastros de la libertad de expresión en Latinoamérica y el Caribe’, presentado por IFEX-ALC, una red de organizaciones que defienden la libertad de prensa en la región.

El informe señala que en el mismo periodo han sido asesinados 9 comunicadores en Brasil, 7 en Ecuador, 3 en Perú y otros 3 en Colombia, 2 en Guatemala y uno en Argentina.

La presencia del crimen organizado, la intolerancia de los poderes públicos, la violencia sexual, entre otras realidades de América Latina, son amenazas comunes la integridad de los periodistas, explicó IFEX-ALC

Según la IFEX-ALC, no menos grave que los 74 homicidios, es el hecho de que en sólo ocho de estos casos los autores materiales o intelectuales han sido condenados.

“Es entonces necesario revertir la cultura de impunidad y tomar en serio el derecho a la justicia. El propósito del informe es promover una reflexión en los Estados a la espera de que estos aportes se traduzcan en acciones”, agrega el informe.

IFEX-ALC destacó que, en la actualidad, 431 periodistas se encuentran amenazados de muerte en América Latina. Sólo en Colombia, 135 comunicadores han sido intimidados por su labor.

 

Edición de esta semana
CONTINÚAN LOS ASALTOS Y ROBOS CONTRA LATINOS EN EL BARRIO SUROESTE DE LITTLE ROCK
Entrevistas por Rolando Ochoa, Univisión Little Rock • Redacción por Michel Leidermann, El Latino La policía dijo que dos adolescentes negros robaron, dispararon y mataron a Eunice López, de 27 años, frente a su casa en el # 8401 Keats Drive en el suroeste de Little Rock, alrededor de las 10 A.M. del Domingo 31 mientras ella llevaba en sus brazos a su pequeña hija de 2 años. López murió de sus heridas en el hospital de UAMS y es de milagro que la bebita no resultara lesionada también. / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las autoridades mexicanas resolvieron correctamente el primer dilema que les presentaba el operativo en contra de Joaquín El Chapo Guzmán: ¿capturarlo vivo o ejecutarlo durante la aprehensión, como han hecho en el caso de otros capos (Nacho Calderón, El Lazca o Arturo Beltrán Leyva, por ejemplo)? Con su ejecución se habrían evitado el catastrófico riesgo de una tercera fuga y habrían asegurado que el narcotraficante se llevara a la tumba los muchos secretos que guarda sobre la corrupción de las autoridades. Sin embargo, optaron por hacer cumplir la ley y detenerlo vivo para someterlo a los tribunales.   / ver más /