Cámara de Representantes aprueba reforma migratoria
7855A.jpg

Tiene pocas probabilidades de ser aprobado por el Senado

La Cámara de Representantes estadounidense aprobó el viernes 30 de noviembre con 245 votos a favor y 139 en contra, un proyecto de ley para reformar el sistema de visados de trabajo para estudiantes extranjeros, que sin embargo tiene pocas probabilidades de convertirse en ley.

La votación sirvió más bien para mostrar la división que persiste en el Congreso entre republicanos, que votaron a favor de este proyecto, y de los demócratas, que lo rechazaron porque quieren una reforma más amplia.

El proyecto conocido como ‘STEM Jobs’ incrementa de 120.000 a 170.000 el número de visados para estudiantes de doctorado o postgrado extranjeros en universidades estadounidenses. Al mismo tiempo, readjudica 55.000 visados para estudiantes en las ramas de ciencias, tecnología o ingeniería (STEM), pero a cambio elimina un programa que daba preferencia a inmigrantes de países pobres.

El proyecto STEM tiene pocas probabilidades de ser aprobado por el Senado, en manos demócratas, a un mes de que el Congreso en pleno termine oficialmente sus trabajos para dar paso a uno nuevo, coincidiendo con la investidura del presidente reelecto Barack Obama.

“En una economía mundial, no podemos permitirnos educar a esos graduados extranjeros en Estados Unidos para luego mandarlos a sus casas para que trabajen para nuestros competidores”, declaró el autor de la iniciativa, el republicano Lamar Smith.

“Todo el mundo está de acuerdo en que los visados Stem son importantes”, pero si apoyamos esta iniciativa, estamos diciendo que un grupo de inmigrantes es mejor que otro”, criticó uno de los líderes de la bancada demócrata en temas migratorios, Luis Gutiérrez.

Los demócratas criticaron además el tratamiento diferenciado para las familias de esos estudiantes inmigrantes, que pueden tener facilidades para trabajar en función del tipo de visado.

Los republicanos, por su parte, destacan que el proyecto permite a esos familiares pedir el permiso de residencia definitivo dentro del país, sin tener que salir, tras un año de espera.

Este proyecto sólo cubre una parte ínfima del debate sobre el sistema migratorio, en un país con más de 11 millones de indocumentados.

 

noticias
6188368.jpg
COLOMBIA
La Alcaldía de Bogotá se convierte en un drama jurídico
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›