Si existiera Santo Clos. ¿Qué único regalo le pediría para Navidad?

Cristina Pacheco, mexicana, empleada de panadería, Hamburg

Yo le pediría un viaje a París, Francia, con todos los gastos pagados por espacio de una semana. Al llegar a la llamada “Ciudad de la Luz”, lo primero que yo haría sería ir a conocer la torre Eiffel. Después, después de descansar un par de horas, me iría a visitar todos los museos que tiene París, pero de manera muy tranquila, con calma, para poder apreciar todo lo que se encuentra en los mismos. Y por supuesto que en primer lugar visitaría el Museo del Louvre. Luego, me dedicaría a explorar las fonditas y restaurantes franceses más populares, para así probar y llegar a conocer, poco a poco, la mundialmente famosa comida francesa.

 

Jesús Alejandro Dávila, mexicano, cocinero profesional, Little Rock

Le pediría bienestar y salud para mí, para mi familia, y para toda la gente latina. Sólo eso pediría yo, porque ¿para qué pedimos más? Mire, como dice el refrán: “Dios, dame salud,… que lo demás yo sabré como procurármelo. O sea, si tengo salud, entonces yo podré acercar hacia mi todas las demás cosas que necesito para vivir bien, es decir, para poder vivir una vida decorosa, digna. Pero sin buena salud, no puede uno conseguir mucho, y la verdad es que sin salud todo se hace más difícil, y se tiene uno que privar de muchas cosas, aparte de las muchas otras cosas que uno de plano no puede hacer por no gozar de buena salud.

 

Juan Sánchez, mexicano, contrucción, Little Rock

Yo le pediría salud para mi persona, para así poder seguir ayudando económicamente a toda mi familia que se encuentra en México. Mire, yo he estado enfermo, y me he dado cuenta qué tan importante es el hecho de gozar de buena salud. Desafortunadamente, no se da uno cuenta de eso hasta que uno cae enfermo. ¡Cuánto extraña uno su salud cuando se está enfermo! Por eso, lo primero y lo más importante en la vida para mí, siempre, es la salud.

 

Niyme de Monge, salvadoreña, maestra de español, Mabelvale

Pediría que la gente respetara más a la madre tierra y a la madre naturaleza. Sinceramente creo que la humanidad está destruyendo el medio ambiente, y es algo que me parece grave. Hay tanto desperdicio, y la gente realmente no ha tomado conciencia de todos los daños que están ocasionándose al planeta por las múltiples prácticas nocivas del mundo industrial. Ecológicamente hablando, estamos mal, vamos por muy mal camino y desafortunadamente la gran mayoría de los humanos no queremos enmendar el rumbo. Así pues, eso es lo que pediría: que, de alguna manera, quizás hasta por un acto milagroso, la gente empezara a tomar más conciencia sobre cómo vivir en mayor armonía con la naturaleza, el entorno ecológico, y nuestro planeta.

 

Elised Arias, mexicana, pequeña empresaria, Bauxite

Le pediría que nos dé salud, que mis hermanos y yo sigamos manteniéndonos unidos, y que nuestros hijos sigan yendo por el buen camino, como lo han hecho hasta ahora. Y como regalo navideño, pediría una casa de 10 o más recámaras, para así poder vivir, mis cinco hermanos y yo, todos juntos, con todo y esposas, esposos, hijos, y hasta mascotas diversas.

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /