Latinos se quejan pero no se defienden !YA BASTA!
7868A.jpg
La coalición anti-bullying de Little Rock un foro público realizado el domingo 2 de Diciembre en la Iglesia Santa Teresa

Por Michel Leidermann

En un foro público realizado el domingo 2 de Diciembre en la Iglesia Santa Teresa de Little Rock, se analizaron los supuestos casos de intimidación, acoso y discriminación (conocido por Bullying en inglés) a alumnos latinos en algunas escuelas de Little Rock. Cerca de 50 personas de diferentes estratos de la comunidad consideraron el problema social del “Bullying” como una situación que requiere la inmediata atención de las autoridades escolares y de los padres.

El Bullying (también conocido en castellano como hostigamiento, acoso, o matonaje, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico desatado entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros.

A nivel nacional, varias víctimas de bullying han cometido suicidio y en Arkansas hubo uno, el de Chandler Barnwell de Little Rock, el 7 de diciembre de 2010.

A pesar de que el Distrito Escolar de Little Rock tiene una política escrita contra el acoso escolar en su Manual del Estudiante, esta no se cumple en lo que se refiere a sanciones para los responsables de no prevenir, reaccionar, investigar y/o realizar dicho bullying.

Los presentes en el foro expresaron que tomará tiempo y un amplio esfuerzo de toda la comunidad para frenar lo que se considera como el acoso y la intimidación generalizada en las escuelas de Little Rock.

El foro se realizó más de dos meses después de que el distrito escolar de Little Rock (LRSD) realizara una conferencia de prensa para hablar de los problemas que se ilustraron en un estudio sociológico completado en 2007-08 titulado “Operación Intercepción” y preparado por Rocío Ortega y el Dr. Terry Richard-Treviño, profesor de sociología de la Universidad de Arkansas en Little Rock y presidente del concilio local 750 de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), estudio en el que denunció que alumnos en cinco escuelas de Little Rock habían sufrido intimidación, acoso sexual, y falta de atención por parte del personal de las escuelas. El foro del domingo 2 contó con la asistencia de padres, maestros y vecinos, quienes intercambiaron ideas y sugirieron maneras de frenar el comportamiento que, de acuerdo con el estudio del Dr. Richard-Treviño, desproporcionadamente involucra a estudiantes negros hostigando a estudiantes latinos.

Durante el foro y en un diálogo abierto, Wendell Griffen, juez de circuito del condado de Pulaski, dijo que la política contra el acoso escolar del distrito no ha impedido las “realidades” de la intimidación y acosos generalizados y que le toca a la comunidad el tomar medidas para detener esta violencia en las escuelas.

“Soy lo suficientemente viejo y lo suficientemente inteligente como para saber que una “política” no es un “plan de acción”, dijo Griffen, en referencia a la política contra el acoso escolar del distrito. “Los profesores presentes aquí han hablado de la necesidad de infundir carácter en el ámbito escolar... Así que la gente necesita entender el modelo de conducta que se espera de alumnos y pedagogos”.

Griffen estaba haciendo referencia a la Ley de Arkansas prohibiendo el Bullying, así como a la política del LRSD, pero que en realidad, ambas normas no contienen consecuencias simples y severas tanto para los victimarios como para los funcionarios escolares que hacen la vista gorda. Un Plan de Acción determinaría precisamente un sistema para reportar los incidentes, investigarlos, hacer su seguimiento, mantener estadísticas sobre los mismos y establecería sanciones para “todos” los que no cumplan con las normas.

Richard-Treviño indicó que su estudio descubrió que las denuncias de intimidación y hostigamiento por parte de los alumnos, así como por sus padres, se encontraban a menudo con la indiferencia o la falta de atención de los maestros, miembros del personal de seguridad, chóferes de autobuses y administradores de las escuelas.

Richard-Treviño dijo que por ejemplo en Hall High School, una de las cinco escuelas en su estudio, los estudiantes dijeron que las pandillas latinas estaban creciendo para “defenderse” de los estudiantes negros y, más concretamente de algunas de las pandillas negras de la escuela.

“Los administradores de las escuelas primarias Chicot, Wakefield y Terry, tomaron cartas en el asunto cuando supieron acerca del Bullying, y se involucraron…”, dijo Richard-Treviño.” En las escuelas Henderson y Hall, más bien los informes sobre Bullying fueron ignorados ... y no les pasó nada a los autores de la intimidación”.

En las dos horas de conversación en el foro, se discutieron las causas culturales, raciales y sociales de la intimidación, y la mayoría de los presentes estuvo de acuerdo que había considerables culpas para adjudicar entre muchos.

Después de indicar que los maestros estaban en la primera línea de la lucha contra el comportamiento negativo en el aula de clases, hasta violento, la senadora estatal Joyce Elliott, se ofreció para ayudar a formar un “grupo de acción” que incorporará a maestros y padres en el desarrollo de soluciones a corto plazo, así como compromisos a largo plazo incluyendo la participación de los sindicatos de maestros. Esto después de escuchar testimonios de maestros que se refirieron al miedo de denunciar el Bullying por las posibles represalias de las escuelas (despidos) y/o por parte de los padres de los alumnos que cometían estos actos de intimidación y acoso.

La abogada Cristina Monterrey señaló que los padres y alumnos latinos tenían miedo de denunciar los casos de Bullying a las escuelas, por temor de que sus niños sufrieran represalias de parte de los maestros y de los victimarios. Aclaró que la barrera del idioma no es en la mayoría de los casos, la razón de mantener silencio.

Por su parte, Monserrat Flores, sacó adelante una iniciativa para formar un comité que trabaje en crear una amplia conciencia pública sobre el problema y lograr que la comunidad en general se movilice para detener estos ataques.

También se platicó sobre una posible enmienda a la actual ley anti-bullying de Arkansas y a la política anti-bullying del distrito escolar, para incorporarles elementos para hacer el procedimiento de denuncia más eficiente y lograr que se respete estrictamente sancionando severamente a los responsables de esos actos de violencia así como a los que no hacen nada al respecto.

En cuanto a los padres latinos de hijos que son victimas en las escuelas de Little Rock, se les ruega, y se les alienta a que denuncien estos hechos SIN MIEDO, porque es la forma de proteger a sus hijos y detener la agresión. Las victimas de bullying quedan traumatizadas y eso puede afectar sus vidas sanas como adultos. Por su parte la conducta violenta de los victimarios, puede extenderse a su adultez y terminarlos como delincuentes y en la cárcel.

Aunque los maestros son los que observan la conducta de los alumnos en las escuelas, son los padres en sus hogares los que deben inculcur a sus hijos el respeto a los demás incluyendo a maestros y compañeros. Le educación anti-bullying se inicia en casa y se sigue en las escuelas en donde debe mejorarse la disciplina en general para que los alumnos de sientan seguros, sin ser amenazados y puedan concentrarse en estudiar.

Igualmente el sábado 8 en la escuela primaria Chicot, se realizó una reunión comunitaria para aprender sobre el bulling y sugerir soluciones. El superintendente del LRSD dijo que en las próximas semanas el distrito dará a conocer acciones concretas y eficientes para prevenir y detener el bullyin en sus escuelas.

Lamentablemente, una vez más, los padres latinos brillaron por su ausencia y sólo una docena de ellos se hicieron presentes.

La próxima reunión de la coalición anti-bullying se realizará el domingo 13 de enero en lugar y hora a determinar (vea el calendario semanal de eventos de EL LATINO).

NO FALTE DE LA CARA Y DENUNCIE LA VIOLENCIA CONTRA SUS HIJOS

 

noticias
6601087.jpg
COLOMBIA
Santos anuncia la creación de unidad militar para transición al postconflicto
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›