Servicios engañosos a jóvenes Universitarios e inmigrantes de Arkansas
7869A.jpg

Por Michel Leidermann

 El Procurador General de Arkansas, Dustin McDaniel, presentó dos demandas de protección al consumidor contra empresas del Condado de Washington, acusadas __de publicitar asistencia a personas que buscan ayuda de inmigración en el noroeste de Arkansas, una asistencia que las empresas legalmente, no puede proporcionar.

En concreto, las demandas alegan que GYS Investments LLC y Sonia’s Tax Services, ambos de Springdale, ofrecen tramitar las solicitudes de residencia permanente en virtud de una ley federal que no existe, el llamado proyecto de Ley de Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros (DREAM Act). Sin embargo, el DREAM Act no es una ley y no tiene ningún peso legal o autoridad migratoria.

“Los acusados __en estos casos están ofreciendo ayuda que no puede existir legalmente”, dijo McDaniel. “A través de sus acciones engañosas, estas empresas podría en realidad hacer las cosas mucho peor para los jóvenes que desean obtener la residencia permanente.”

El gobierno federal recomienda que cualquier persona que busque asistencia de inmigración debe buscar de profesionales caificados como un abogado o alguien acreditada por la Junta Federal de Apelaciones de Inmigración o por un Consulado de México

Las demandas afirman que las acciones de GYS Investments LLC y Sonia’s Tax Services son engañosas, en el mejor de los casos. En el peor, podría dar lugar a un proceso de deportación o de cargos criminales en contra de aquellos a quienes falsamente prometen ayudar.

McDaniel pidió al tribunal que prohíba a los dos empresas de hacer publicidad, y suministrar o cobrar por sus servicios de inmigración, e imponga sanciones civiles y ordene a las empresas a pagar una indemnización a los clientes afectados.

 

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /