La “pulga” Messi rompe récord mundial con 86 goles, hasta ahora…
7883A.jpg

El astro argentino Lionel Messi rompió el domingo 9 el récord de goles en un año calendario, Metió dos goles a los 16 y 25 minutos en la victoria del Barcelona por 2-1 ante el Betis en Sevilla, llegó a 86 en el año, y dejó atrás a Gerd Müller.

Después de las dudas acerca de si jugaría o no luego de asustar a todos entre semana, cuando Barcelona enfrentó por la Copa de Campeones al Benfica y tuvo que dejar la cancha con un golpe en la rodilla, no solo que Messi jugó, sino que por fin batió el récord de 85 goles en un año calendario del alemán Gerd Mueller en 1972.

Messi marcó a los 16 y 25 minutos para poner en ventaja por 2-0 al Barsa, sumando su 23er gol en las 15 fechas disputadas en liga española de fútbol y totalizando 86 en 2012.

“Es muy lindo por lo que significa pero los más importante es el triunfo. Mi objetivo cuando empieza el año es ganarlo todo otra vez a nivel colectivo. Era muy difícil jugarle al Betis y logramos un triunfo muy importante”, declaró Messi,

El rosarino, que también se convirtió en el máximo goleador histórico del club catalán en la liga con 192 tantos, aún dispondría de tres partidos más con el Barsa antes de 2013 para ampliar la distancia con Mueller.

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /