Campaña para detener a conductores ebrios durante las fiestas decembrinas
7892A.jpg

 Las fuerzas del orden se están preparando para ofrecer una protección adicional a los viajeros por las carreteras en Arkansas esta temporada de fiestas. El Departamento de Policía de Little Rock junto con la Policía Estatal de Arkansas se han unido a Mothers Against Drunk Driving o MADD (Madres Contra Conductores Ebrios) para la aplicación y publicidad de la ley nacional y una campaña en los medios de comunicación: “Drive Sober or Get Pulled Over” (Conduzca sobrio o sea arrestado).

Centrándose en las fiestas de Navidad y Año Nuevo (14 de diciembre al 1 de enero) las agencias de la ley de Arkansas llevarán a cabo patrullas de saturación y puntos (retenes) de control de sobriedad para identificar y arrestar a los conductores ebrios.

El año pasado, el 34% de todos los accidentes mortales de tráfico en Arkansas fueron relacionados con el alcohol. Esto se traduce en 190 vidas perdidas en las carreteras de Arkansas en un año debido a accidentes relacionados con el alcohol en vehículos motorizados.

MADD sugiere que los anfitriones de fiestas, ofrezcan bebidas sin alcohol y alimentos ricos en proteínas, además de recordar a sus invitados de planificar adelantadamente y recordar los siguientes consejos:

• Si va a conducir, no beba.

• Si bebe, designe a un conductor sobrio.

• Si bebe, tome un taxi o pida a alguien que lo lleve a casa

• Informe a la policía sobre los conductores intoxicados

• Siempre use el cinturón de seguridad, la mejor defensa contra los conductores ebrios.

 

Para obtener más información sobre la campaña, visite www.trafficsafetymarketing.gov, o llame a la Policía de Carreteras de Arkansas al 501- 618 – 8900 o póngase en contacto con MADD al 501-246-8810

 

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /