contrapuntos

Modales

Consistentemente escucho la misma queja: “muchos niños hoy día no tienen modales’’.

Es cierto que muchos de nuestros niños carecen de las reglas mínimas de cortesía y etiqueta De ser así, ¿quién es responsable?

Los niños no nacen sabiendo estas pautas. Necesitan de adultos que se las enseñen. Pero ¿quiénes? definitivamente padres, abuelos, maestros, hermanos y familiares. Las reglas básicas de cortesía suelen aprenderse y practicarse en la familia y en las relaciones sociales con vecinos, amigos, compañeros de escuela.

Me refiero a los principios mínimos de cortesía como decir: por favor, gracias, permiso, ¿puedo? Es alarmante la cantidad de niños hoy día que nunca aprendió a usar esos términos.

¿Son los modales un lujo o una necesidad? Yo creo que son una necesidad. Vivimos en comunidades llamadas familia, escuela, iglesia, vecindario. Somos miembros de la sociedad y por lo tanto una de las normas básicas para tener éxito en la sociedad es ser cordiales y respetuosos con y hacia los miembros de esos grupos, de la misma forma que esperamos y deseamos que otros lo sean con nosotros.

Los niños que aprenden y practican las reglas de etiqueta, que también incluyen los modales al comer, suelen ser más populares, queridos, exitosos, con una elevada autoestima que los que no las usan. Todos preferimos lidiar y relacionarnos con una persona que muestre respeto y consideración por las necesidades ajenas además de las propias.

Niños que no aprendieron a utilizar los cubiertos para comer, que comen con la boca abierta, que tocan la comida y luego no se la comen y que no son cordiales y corteses con otros NO llegarán muy lejos en sus relaciones con amigos, compañeros de clase y mucho menos con los padres de sus amigos y con los maestros. Les será difícil, en un futuro salir con personas del sexo opuesto y triunfar en relaciones de noviazgo, intimidad, amor, compromiso.

A todos nos agrada el que se nos pidan las cosas de una forma respetuosa en vez de en una forma exigente. Niños que exigen en vez de pedir cortésmente no serán invitados nuevamente y serán percibidos como ‘’malcriados’’, consentidos, engreídos e inmaduros. Muchos los verán como niños agresivos, inadecuados socialmente y/o carentes de ‘’gracia social’’, tan necesaria para triunfar en esta vida. Muchos niños los evadirán ya que se sentirán incómodos en la forma en que son tratados por ellos.

Si usted conoce o se relaciona con uno de estos niños ayúdelo. Enséñele a cómo pedir las cosas, a cómo relacionarse con adultos y semejantes. Facilítele el éxito social y en la vida. Sírvale de ejemplo y reconózcale las conductas aceptables y proporciónele una consecuencia negativa cuando no usan sus modales. Recuerde que ésta es una de sus más importantes responsabilidades como padre en la educación de sus hijos.

Realmente, sólo los padres dominan el arte de educar mal a los hijos.

Por Enrique Jardiel Poncela (1901-1952) Escritor español.

Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras.

Por Giovanni Papini (1881-1956) Escritor italiano.

 

¿Sirven los debates de campaña?

Los debates televisados como uno de los modelos de argumentación política forman parte de la cultura política del país. Circunstancia que ha provocado una profunda discusión acerca de su poder decisorio en una elección. Los partidarios de cada candidato siempre declaran ganador a su favorito y piensan que un votante va a seleccionar a un candidato después de un debate televisivo: es casi un acto de fe.

 

noticias
6665842.jpg
EEUU
Estados Unidos intercepta seis cazas rusos cerca de Alaska
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›