Daños por la tormenta en Arkansas ya suman $ 6.5 millones y siguen subiendo
7945A.jpg

Las estimaciones preliminares de los daños causados por la tormenta de Navidad que cubrió partes del estado con más 25 centímetros de nieve y hielo, ya llegaba a $6,5 millones sólo en las 10 ciudades y condados que han estimado los desastres.

El Departamento de Manejo de Emergencias (FEMA) dijo que la mayoría de los municipios y condados aún no han presentado estimaciones del costo de los daños y el personal adicional necesario para repararlos, por lo que los costos aumentarán considerablemente.

En Little Rock, una de las tres áreas más afectadas en el estado por los apagones y árboles caídos junto con los condados Hot Spring County y Garland, los costos estimados en la ciudad sumaban $ 3.3 millones el miércoles 2 de Enero .

Hasta el momento, de Little Rock ha presentado la estimación más alta de los daños, junto con las horas extras para los trabajadores limpiando calles retirando árboles ramas caídas, los centros de ayuda (alimentación y calefacción) y personal adicional de emergencia en las calles.

La oficina del gobernador Mike Beebe declaró Arkansas en estado de desastre de para que los representantes de FEMA visiten cada área y determinen si el daño cumple con los requisitos para recibir ayuda federal. Si la solicitud de ayuda federal es denegada, el dinero para la limpieza tendría que provenir del presupuesto de la ciudad.

Little Rock ha cancelado la restricción del tamaño de los desechos que se pueden colocar en las aceras para la recolección por camiones de la ciudad, pero a los esta tarea puede demorar hasta un par de meses para ser completada.

 

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /