u.S. Bank dona $5.000 al programa de becas de LULAC Little Rock
7951A.jpg
En la foto recibiendo el cheque están Willie Tate, Tito Porter (tesorero de LULAC 750), Etter Wilkes, Mike Richardson (vicepresidente de U.S. Bank), y Michel Leidermann (director de comunicaciones de LULAC 750).

La división del U.S. Bank en Arkansas entregó un cheque por $5.000 al concilio LULAC 750 (Liga de Ciudadanos Latino Americanos Unidos) de Little Rock. como parte de su apoyo al programa de becas universitarias para estudiantes latinos.

U.S. Bank quiere acrecentar su colaboración con la comunidad latina de Arkansas Central, ubicando sucursales en barrios con alta concentración de latinos, facilitando la apertura de cuentas de cheques, contratando personal bilingüe, y apoyando los programas educativos de LULAC.

U.S. Bank acepta la Matrícula Consular como forma principal de identificación en todas las sucursales del U.S. Bank.

Algunas sucursales del U.S. Bank.están ubicadas en barrios con gran presencia latina, como por ejemplo:

6004 Baseline Road (esquina con Geyer Springs) Little Rock (501) 562-3586

3701 Camp Robinson Road. (Levy)

North Little Rock

(501) 758-2220

3703 McCain Boulevard. North Little Rock

(501) 758-6640

2620 Prince Street. Conway

(501) 327-5105

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /