La opinion de la Calle

José Emilio Martínez, mexicano, empleado de supermercado, Little Rock

A nosotros en casa se nos fue la electricidad el día 25 de diciembre por la tarde, y no regresó sino hasta por la tarde del 26 de diciembre. La verdad es que no estábamos preparados para dicho apagón. Nos quedamos sin calefacción, sin luz, sin televisión y sin refrigerador. Como teníamos gas, pudimos continuar cocinando y bañándonos con regularidad, ya que tanto nuestra estufa como nuestro “boiler” son de gas. Pero mis sobrinos no pudieron abrir sus regalos sino hasta el día 26 cuando regresó la luz, ya que todos los nuevos juguetes y/o aparatos que recibieron como regalo de Navidad funcionan a base de electricidad.

 

Cristina Jiménez, mexicana, ama de casa, Bryant

A nosotros se nos fue la luz por tres días. La electricidad volvió a funcionar el jueves 27 de diciembre, aproximadamente a las 11 de la noche. Yo tengo dos niños, y por el frío, y como estábamos sin calefacción, ambos se enfermaron. Además, la carretera frente a mi casa se congeló, y así pues, no podíamos utilizar los vehículos ni siquiera para llevar a los niños al doctor. Como la estufa y el “boiler” son eléctricos ambos, no podíamos cocinar ni lavar nada, y ni siquiera nos podíamos bañar. Todo lo que estaba en el “refri” se echó a perder. Cuando fuimos al WalMart de Bryant un par de días después, nos encontramos con que ya no tenía nada de comida refrigerada. ¡Fue una verdadera pesadilla!

 

David Martínez Vázquez, mexicano, construcción, Little Rock

A mí me afectó mayormente en el trabajo, ya que no pudimos trabajar por cuatro días seguidos, a partir del miércoles 26 de diciembre. En cuanto al apagón, a nosotros se nos fue la electricidad sólo por unas horas, ya que se fue el 25 por la tarde, y ya para la mañana del 26 estaba funcionando de nuevo. Creo que tuvimos suerte en ese aspecto. Pero la verdad es que la mayoría de los latinos no nos prevenimos o preparamos para estas eventualidades. Y es que muchos de nosotros siempre dejamos todo para el último. Así pues, no teníamos velas, ni lámparas, ni nada. Por lo tanto, pasamos toda esa noche totalmente a oscuras.

 

Verónica Guzmán, mexicana, estilista, Little Rock

Lo curioso del caso es que a mí en casa no se me fue la electricidad. Pero el 25 de diciembre por la noche, y me imagino que por lo fuerte del viento, se cayó un árbol encima de mi vivienda. Gracias a Dios los daños a la azotea fueron menores, pero el susto que me llevé fue enorme, ya que yo estaba dormida, y el ruidazo, el verdadero estruendo que causó el árbol cuando cayó sobre el techo me despertó de golpe. ¡Vaya susto que me llevé!

 

Pedro Méndez, guatemalteco, construcción, Conway

A mí no se me fue la luz, pero a mis vecinos sí. Ellos estuvieron sin electricidad por espacio de tres días. Por otro lado, a mí la nevada me afectó en mi trabajo. Dejamos de trabajar por 10 días seguidos, y no pudimos regresar al trabajo sino hasta el 4 de enero. Aparte, yo no pude salir de la casa por cuatro días, por lo nevado y congelado que estaban las carreteras. Había además muchas ramas derribadas sobre las carreteras y eso también afectó mi movilidad por varios días.

Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /