Temen que esta temporada de influenza se convierta en la peor de los últimos 10 años.
7981A.jpg

Recomiendan vacunarse si no lo ha hecho todavía

Esta podría ser la peor temporada de influenza de los últimos 10 años, y la enorme cantidad de infectados –principalmente en los estados del Este de EEUU, tienen preocupadas a las autoridades de salud del gobierno federal.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).reportaron que la epidemia, que surgió a comienzos de diciembre, ha causado miles de hospitalizaciones y varias muertes. En Arkansas el Departamento de Salud había informado de 8 adultos y un niño fallecidos hasta el domingo 13

Con frecuencia los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas son quienes sufren más complicaciones de salud como bronquitis o neumonía.

Los síntomas más frecuentes incluyen fiebre, tos y dolor en la garganta.

Parece como la peor crisis de influenza desde 2003-2004. Ya a principios de diciembre del 2012, los expertos del CDC vaticinaban una extensa y fuerte temporada de influenza, ya que los casos de contagio comenzaron a registrarse más temprano de lo usual, entre finales de septiembre y octubre.

En 29 estados, principalmente en la costa Este y Sureste, los CDC califican la actividad de influenza como más “elevada” o “severa”.

La primera recomendación y la más importante es vacunarse lo antes posible, seguido por quedarse en la casa si está enfermo. Al vacunarse se reducen las posibilidades de contagio y al enfermarse se debe evitar contagiar a otras personas, por lo que se recomienda no acudir al trabajo o la escuela.

La tercera recomendación es lavarse las manos constantemente; y, la cuarta es no saludar con la mano a las personas que están visiblemente enfermas.

De acuerdo con la ley de la reforma de salud, las compañías de seguro médico deben cubrir los costos de las vacunas.

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /