Desafíos y promesas en el segundo mandato de Obama
7983A.jpg

El presidente Barack Obama, inició su segundo mandato el lunes 21 con un llamamiento por un país más integrado que rechace el rencor partidista y abrace la reforma migratoria, los derechos de los homosexuales y la lucha contra el cambio climático.

La ceremonia de jura del cargo en el Capitolio estuvo marcada por la tradicional pompa, pero fue de menor escala si se la compara con el histórico inicio de su presidencia en 2009, cuando Obama llegó al poder envuelto en un manto de esperanza y cambio como el primer presidente negro de Estados Unidos.

Pese a las expectativas moderadas por la debilidad económica y la realidad política de un Washington dividido, Obama ofreció una revisión de las prioridades que pretende perseguir, esencialmente una reafirmación de los principales causas liberales demócratas”.

El mandatario habló a una multitud de cerca de 700.000 personas, menos de la mitad del récord de 1,8 millones que presenciaron su llegada al cargo por primera vez hace cuatro años.

Prometió “decisiones difíciles” para reducir el déficit federal sin deshacer la red de seguridad social y pidió una reforma del código tributario y una refinanciación del Gobierno.

Obama llegó a su segunda inauguración las encuestas favorables en alza, con los republicanos a la defensiva y con una serie de logros durante su primer término, como 1) la reforma del sistema sanitario estadounidense, 2) el fin de la guerra en Irak y 3) el asesinato de Osama bin Laden.

Pero las batallas en torno del presupuesto, el control de armas y la inmigración se están endureciendo Obama aparentemente con dificultades para lograr pasarlas por el Congreso, un hawaiano afroamericano, hijo de padre negro proveniente de Kenia y madre blanca de Kansas.

Durante un desfile triunfal por la Avenida Pensilvania hacia la Casa Blanca, el presidente y la primera dama, Michelle Obama, salieron dos veces de su limusina blindada y caminanron parte del camino a pie. En la noche, la pareja visitó los dos bailes oficiales de la inauguración para celebrar con sus partidarios. En ambos, Obama y la primera dama bailaron con el tema de Al Green “Let’s Stay Together”, interpretado por la cantante Jennifer Hudson.

Tocando temas volátiles en el discurso inaugural de 20 minutos, Obama enumeró una serie de políticas liberales que planea impulsar en su segundo mandato.

Lo más sorprendente fue una referencia a la necesidad de abordar el cambio climático. “Responderemos a la amenaza del cambio climático, sabiendo que no hacerlo sería traicionar a nuestros niños y a las futuras generaciones”, dijo el presidente.

Respecto a los derechos de los homosexuales, insistió: “Nuestro camino no estará completo hasta que nuestros hermanos y hermanas homosexuales sean tratados igual que cualquier otra persona”.

En tanto, en un gesto a la creciente población latina que ayudó a su reelección en noviembre, Obama dijo que hay una necesidad de “encontrar una mejor manera de dar la bienvenida a los inmigrantes que siguen viendo a Estados Unidos como una tierra de oportunidades”.

Edición de esta semana
IGLESIA SAN EDUARDO CONTINÚA SU ASOCIACIÓN CON LITERACY ACTION PARA AYUDAR A INMIGRANTES A MEJORAR SU INGLÉS
Por Michel Leidermann
Cuando se suben las escaleras en las oficinas administrativas de la Iglesia Católica St. Edward ubicada en el centro de Little Rock, uno se sorprende al oír voces leyendo en voz alta, risas y cantando música rock. Para los feligreses de St. Edward, estos ecos no son inusuales y se han convertido en una realidad muy común.   / ver más /
La Corte Suprema de los Estados Unidos evitó una ejecución el lunes 17 por la noche, apenas 15 minutos antes de que expirase la orden de ajusticiamiento. Es la segunda vez que Don Davis recibe clemencia de un tribunal poco antes de la ejecución, algo que ya ocurrió en 2010. Davis fue condenado por la muerte en 1990 de Jane Daniel en Rogers, Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Como sus predecesores, Trump comprueba, con la humillante derrota de su reforma sanitaria, que tiene menos poder del que creía. Casi 90 días después, Trump comprobó cómo cambiar Washington es mucho más complejo de lo que pensaba. Lo que algunos llaman como la “arrogancia de la ignorancia”.   / ver más /