Escuelas públicas de Arkansas vuelven en 5º lugar nacional pero principalmente por cumplimiento de normas
7985A.jpg

Por Michel Leidermann

  El Sistema de Educación pública de Arkansas recibió una B y un quinto lugar en la nación por segundo año consecutivo en Quality Counts (La calidad cuenta), el 17º informe nacional anual que realiza el seguimiento de políticas y desempeño en seis categorías. Los esfuerzos totales de educación en todo el país, solamente sacaron una calificación C.

Arkansas obtuvo una puntuación global de 81,7 a pesar de sacar sólo una D en el área de logros académicos desde kínder hasta el grado 12, que desde el punto de vista general es sin duda alguna el aspecto más importante de la educación.

Arkansas se destacó sin embargo, en el ámbito de las normas y rendición de cuentas, y con respecto a las “transiciones y alineación”, que envuelven los enlaces que el Estado ha desarrollado entre cursos desde kínder hasta el grado 12, educación de la primera infancia, educación superior y con la fuerza laboral.

“Si bien podemos tomar un momento para celebrar la noticia con nuestros estudiantes, maestros, y administradores, debemos regresar a trabajar. Hemos avanzado en dos categorías importantes de este año, pero todavía hay margen de mejora en nuestro impulso hacia la excelencia en la educación”, dijo el gobernador Mike Beebe sobre el informe..

El gobernador, al igual que otros legisladores y líderes de las políticas educativas, han señalado con orgullo el ranking de Arkansas en los últimos años, que ha mejorado desde el 10 º lugar en 2010, al sexto lugar en 2011, y más recientemente, el 5º lugar en la nación, en cuestiones de normas y políticas. Pero otros (educadores, padres y alumnos), sin embargo, se han referenciado al pobre desempeño del Estado en la categoría del rendimiento de los estudiantes, que debe ser el objetivo principal de toda educación.

El Comisionado de Educación de Arkansas, Tom Kimbrell, predijo que los esfuerzos que realizan los legisladores y los responsables políticos para que los programas académicos sean más exigentes, se reflejarán en futuros informes. Las escuelas en todo el Estado están poniendo en marcha nuevas normas académicas nacionales comunes en matemáticas e inglés.

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /