Talador de árboles latino muere electrocutado

Un talador de árboles, Filiberto Martínez Pita (27) murió electrocutado la tarde del miércoles 16 alrededor de la 1 de la tarde, cuando una rama que había cortado cayó sobre un cable de electricidad de 8.000 voltios. La muerte fue instantánea.

Los bomberos tuvieron que utilizar un camión con escalera para llegar hasta el hombre y poder bajarlo de donde estaba suspendido por su arnés a unos 35 metros del suelo.

Martínez Pita trabajaba para Hernández Tree Service, de acuerdo con el dueño de la casa ubicada en 3610 W. 10th St. En Little Rock, quien contrató a la empresa para a cortar algunas ramas que se cernían sobre el techo de su casa. Dijo también que no consiguió ayuda para cortar las ramas de parte del ayuntamiento o de los equipos de Entergy que lo puso en una “lista de espera”, y entonces pagó $400 a Hernández Tree Service para hacer el trabajo que se necesitaba después de la tormenta de nieve el día de Navidad.

Aparentemente los tres hombres que trabajaban en el árbol eran de la misma familia, un padre y sus dos hijos. La víctima era uno de los hijos.

Empresas de tala de árboles, licenciadas y aseguradas a menudo trabajan con Entergy para que corte la electricidad antes de comenzar el trabajo. Evidentemente este no fue el caso con Hernández Tree Service y tampoco se sabe si la empresa estaba asegurada.

 

Edición de esta semana
CENTRO DE APOYO HISPANO ES UNA MANO AMIGA QUE VA MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS
Soreya Colin y María Jiménez son las fundadoras de un nuevo centro de información latina situado en el suroeste de Little Rock (# 8211 Suite de Geyer Springs, suite 9 del Windamere Plaza) desde donde quieren hacer algo más que decirle a la gente adonde pueden encontrar ayuda.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Entre las atroces justificaciones que los abogados de Dylann Roof —el joven blanco de 21 años que el miércoles 17 mató a nueve negros en una iglesia de Charleston (Carolina del Sur) invocan sobre la matanza, puede, incluir  racismo, problemas personales y mentales... Todas más o menos debatibles excepto un dato claro: el joven estaba armado.   / ver más /