ELIECER PALACIOS, Y SU NUEVO RESTAURANTE McDONALD’S DE ENSUEÑO
Por Rafael Nuñez
7993A.jpg

Por Rafael Núñez

A sus 54 años, Eliecer Palacios es un exitoso hombre de negocios latino que se encuentra en la plenitud de su carrera empresarial. En la actualidad él posee tres franquicias de restaurantes McDonald’s en Little Rock, incluyendo un nuevo McDonald’s que cuenta con un innovador diseño arquitectónico, así como también con muchas características novedosas, accesorios, materiales y herramientas de tecnología punta, mismas que impactan de inmediato a cualquier persona que vea, aunque sea sólo de pasada, este nuevo establecimiento comercial.

Este nuevo local de McDonald’s que ha hecho noticia a nivel nacional, se ubica en el #104 S. Univeristy Avenue, entre las calles Markham y Capitol. Las otras dos franquicias de McDonald’s de Palacios estan, respectivamente, en el #7721 Cantrell Road, y en el #7200 W. 12th Street (en la confluencia de la calle 12 con las calles Kanis y Rodney Parham).

 

Historia Personal

Eliecer Palacios nació en Bogotá, Colombia, y arribó por primera vez a Estados Unidos cuando tenía 9 años de edad. Fue criado en Chicago, donde llevó completó toda su carrera académica, incluyendo la primaria, la secundaria, la preparatoria y la universidad. Se graduó de la Universidad de Illinois en Chicago en 1983 con la licenciatura en Ingeniería Eléctrica. Posteriormente obtuvo una maestría en Gerencia (título de postgrado equivalente a lo que se denomina Administración de Empresas en México) de la Lake Forest Graduate School of Management.

Trayectoria Profesional

Inmediatamente después de obtener su licenciatura en 1983, Palacios fue contratado por la empresa de electricidad “Comed” que 1998 se convirtió en “Exelon Corporation”, cuando las compañías de electricidad fueron “desreguladas” (es decir, fueron liberadas de ciertas regulaciones que restringían su estructuración financiera). De 1983 a 1989, Palacios se desempeñó con la citada empresa dentro del ramo de la ingeniería, y durante este tiempo también regresó a la escuela para obtener su maestría en Gerencia en 1990. Luego Palacios tuvo la oportunidad de cambiar el campo de acción dentro de la empresa, y se convirtió en el gerente de abastecimientos y operaciones de la división norte de la compañía, que abarca toda la región norte de Illinois. En total, Palacios trabajó para Exelon por 25 años y durante los últimos 10 se desempeñó como el Director Ejecutivo de Ética y Cumplimiento de Regulaciones y Leyes.

“A mí me estaba yendo muy bien con la corporación, pero la verdad es que desde que estaba en la universidad, siempre había soñado con tener mi propia empresa y ser mi propio patrón, o sea quería independizarme, y este deseo, empezó a crecer en mí más y más con el paso del tiempo”, explicó Palacios.

El haber trabajado en el mundo corporativo por 25 años sin duda le dió a Palacios las habilidades y el talento necesarios para emprender una carrera empresarial por propia cuenta. Pero sobre todo, todos esos años también habían servido para concederle la suficiente confianza para crear y administrar su propio negocio.

“Así pues, en el 2005 me acerqué a la corporación McDonald’s para indagar sobre la posibilidad de convertirme en concesionario,’ franquiciado’, o bien, operador de una franquicia de dicha compañía. Después de averiguar sobre los requisitos pertinentes, de inmediato empecé a tomar los primeros pasos para convertirme en propietario de una franquicia de McDonald’s. Finalmente, después de cumplir con todos los requisitos –que, por cierto, incluyen estrictas cláusulas sobre la aptitud para los negocios del solicitante, así como también antecedentes de haber tenido la habilidad de crear buenas relaciones con la comunidad durante mis años en el mundo corporativo y, contar con cierta cantidad de capital, por supuesto–la corporación consideró que sí calificaba para ser un concesionario, y lo conseguí en el 2009, cuando compré mis dos primeros McDonald’s: el que se halla sobre la Cantrell Road, y el que está sobre la calle 12”.

Y así fue como Palacios llegó a Little Rock en 2009.

El Nuevo McDonald’s en la University Avenue: Un Nuevo ‘Look’, con Diseño Futurista, Pero a la Vez con Destellos del Pasado

En cuanto al nuevo McDonald’s de Palacios, ubicado en S. University, cabe mencionar que el mismo es uno de sólo tres construidos con este novedoso diseño en todo Estados Unidos. Los otros dos están, respectivamente, en Pittsburg, Pennsylvania, y en Lombard, Illinois. Eventualmente se construirán dos más, en ubicaciones aún por definir, para un total de cinco, y se espera que esos sean los únicos en todo el territorio estadounidense.

Al respecto, Palacios detalló: “Construimos este nuevo restaurante McDonald’s en el estilo denominado “The Tribute Building” (El Edificio del

Tributo” [que incorpora en su diseño arquitectónico algunos elementos del estilo de algunos de los primeros locales de las hamburgueserías McDonald’s construidos allá por la década de los 1950s]), pero con muchos materiales de construcción de tecnología punta y equipados con numerosas herramientas, equipo y aditamentos de alta tecnología, por supuesto”.

Y abundando en el tema, Palacios continuó: “Tenemos muchos elementos de gran

eficiencia y ahorro en el consumo de energía en general, y del sistema de suministro y/o manejo de la electricidad en particular, incluyendo iluminación utilizando focos de LED (“light emitting diodes”). El edificio además cuenta con materiales de tecnología punta en cuanto a la capacidad de aislamiento (insulation), un sistema central eficiente de aire y calefacción, y por supuesto equipo de alta tecnología en cuanto a todos los aparatos de cocina”.

“También contamos con señal de internet ‘wi-fi’ (inalámbrica) en todo el local,

y tres computadoras con monitores de pantalla plana. Y también, por otro lado, hemos implementado medidas de reciclaje: reciclamos el aceite que utilizamos para cocinar y todas nuestras cajas de cartón; y reducimos nuestros desechos por

medio de maquinaria que los compacta ( comprime) y así reduce el tamaño de los mismos”, explicó.

El interior y la capacidad del edificio del nuevo McDonald’s es mucho más grande que la mayoría de los locales típicos de un McDonald’s y puede sentar hasta 110 personas de una vez, mientras que, típicamente, la capacidad en un McDonald’s regular promedia alrededor de 80 personas. Y el número de empleados es

aproximadamente el doble del tamaño de una cuadrilla de trabajadores de un

McDonald’s estándar. Esto contribuye a que el servicio sea más rápido y que otras funciones, tales como el nivel de higiene de las instalaciones en general, así como también la limpieza del piso y las mesas, estén siempre, todos, en óptimas e inmejorables condiciones.

Otra característica del nuevo McDonald’s que incrementa la rapidez de servicio al cliente, es que tiene tres ventanillas –y no dos, como en la mayoría de los McDonald’s– para servir a los carriles utilizados para tomar y entregar órdenes desde su vehículo. Y hablando de estos carriles vehiculares, este McDonald’s cuenta con dos carriles completamente separados, cada uno con su propio intercom, lo cual también agiliza el servicio, y la gran extensión de estos carriles permite que hasta 30 vehículos puedan formarse en línea, mientras que en otros McDonald’s dicha capacidad es, por lo general, de entre 15 y 20 autos.

“Todas estos cambios y medidas para reducir el tiempo de espera se tomaron debido a que una de nuestras prioridades es servir a los clientes que utilizan estos carriles tan rápido como sea posible, y por supuesto que este objetivo también incluye a todos los clientes que entran personalmente al restaurante”, subrayó Palacios.

 

Actividades Altruistas

En la actualidad Palacios es miembro de la mesa directiva de “Ronald McDonald

House Charities” de Arkansas, una organización no-lucrativa que trabaja en coordinación con el Children’s Hospital (Hospital de Niños) de Arkansas. La misión de la organización Ronald McDonald House, cuya sede están en Little Rock, es apoyar y dar albergue a las familias de niños enfermos mientras éstos se encuentren internados en el hospital. Esta organización sirve específicamente a los familiares de menores que tienen enfermedades graves, y abarca todo el estado de Arkansas.

En el pasado, Palacios también fungió, en Chicago, como director ejecutivo de

NLEI (National Latino Education Institute), organización no-lucrativa dedicada a apoyar a menores de escasos recursos y/o en condiciones de desventaja para la obtención de carreras profesionales o técnicas en el ramo de los negocios, o bien, en el sector de los servicios de salud.

 

noticias
6970262.jpg
EEUU
Kerry se reunirá el lunes con el negociador palestino tras las tensiones en Israel
arkansas ›
méxico ›
política ›
economía ›
policiales ›
Salud ›