“Baby boom’’ latino podría cambiar a los EUA
Un baby boom o generación de la posguerra latino (los nacidos en los años 40 posteriormente a la Segunda Guerra Mundial) puede aflorar dentro de la política norteamericana en los próximos años, sumándose a la creciente fuerza política del grupo minoritario más grande de la nación.
Hay dos tendencias demográficas que confluyen para producir este auge:
a) la inmigración, y
b) un índice de natalidad más alto entre las mujeres latinas que en el resto de la población.
Del crecimiento total de Estados Unidos entre el 2000 y el 2004, unos 5.7 millones de personas, o sea, la mitad del total, eran latinos. De ellos, una tercera parte aún no tenía la edad para votar.
Si votan en el futuro, y por cuál partido lo harán, es cosa que habrá que ver. Pero el mismo hecho de que forman parte del grupo demográfico de más rápido crecimiento del país sugiere que podrían cambiar la política de Estados Unidos, incluso si solamente una fracción participara —del mismo modo en que la generación latina más vieja ya ha cambiado ya la cultura norteamericana— inclinándose, por ejemplo, hacia un partido en una nación todavía dividida, en partes iguales entre demócratas y republicanos.
La promesa de los votos latinos ya ha transformado el modo en que la política suena y funciona. El presidente Bush habla algo de español, y está considerando si nominar a su amigo y Procurador General de la Unión, Alberto Gonzáles, para convertirse en el primer magistrado latino en el Tribunal Supremo.
La perspectiva de un baby boom latino, traerá más beneficios en la política, en la medida en que el grupo cultural vaya teniendo alcanzando la edad para votar.
La población latina ha crecido tan rápidamente entre el 2000 y el 2004, que los votos de latinos en 2004 se elevaron, aunque los latinos todavía votan en cantidades más bajas que los blancos no-latinos o los negros.
Un factor que redujo el crecimiento del voto latino fue que cerca de dos tercios de la nueva población no podía votar porque o no eran ciudadanos o eran demasiado jóvenes. Una mitad tenía menos de 18 años el día de elecciones del 2004. De ellos, 1 de cada 5 tendrá la edad para votar en el 2008. Del resto, la mayoría será elegible para hacerlo antes del 2012.
La mayoría son ciudadanos norte-americanos nacidos en Estados Unidos y, por tanto, “serán votantes elegibles’’. “Cuando lo hagan, se sumarán a un electorado que crece a un ritmo rápido’’. Aún si este auge comienza a crecer en las encuestas de oipinión (las pasadas predicciones de oleadas de votantes latinos, nunca se han materializaron), ello no significa un voto seguro para ningún partido. El voto latino está cada vez más abierto al proceso de persuasión y conversión.
Edición de esta semana
SABORES VENEZOLANOS EN LITTLE ROCK CON EL "TREN AL SUR"
Por Michel Leidermann
Mientras que en Little Rock hay varios restaurantes mexicanos, una nueva lonchera de comidas (food truck) “Tren Al Sur” está sirviendo sabores de más al sur, precisamente de Venezuela.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Pinocho, el muñeco de madera al que le crece la nariz cada vez que miente, imaginado por el escritor italiano Carlo Collodi a finales del siglo XIX, ha renovado su popularidad gracias a Donald Trump.    / ver más /