En Arkansas sólo el 75% de los alumnos se gradúan dentro de los 4 años de secundaria

La tasa nacional de graduación de las escuelas secundarias (78%) es la más alta desde 1976, a pesar de que más de un quinto de todos los estudiantes siguen sin graduarse según el Departamento de Educación de EEUU.

El aumento de los estudiantes que terminan su educación, es un reflejo de la difícil situación económica y de una más competencia para conseguir un trabajo.

Muchos de los estudiantes que no se diploman en cuatro años de la High School, necesitan cinco o más años para completar el programa de estudios

Unos 3,1 millones de estudiantes en todo el país obtuvieron su diploma de secundaria en la primavera de 2010. La única tasa mejor fue del 79% en 1969-70. En Arkansas, la tasa fue del 75%.

El Departamento igualmente informó que tasa de deserción nacional fue de aproximadamente el 3%, menor que el año anterior. En Arkansas, la tasa de deserción escolar fue 3,6%.

 

Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /