Serie: Presentando a los Equipos ÁGUILA
8021A.jpg

Por Rafael Núñez

 El equipo Águila finalizó el pasado torneo de la Liga MexArk de la Primera División en 8avo. lugar, por lo cual han empezado a reclutar nuevos refuerzos para fortalecer el cuadro titular de esta escuadra.

Ernesto Amoy, director técnico del Águila, dijo que para el próximo torneo de MexArk, mismo que iniciará el próximo sábado 9 y Domingo 10 de febrero, el equipo contará con aproximadamente 7 u 8 nuevos refuerzos.

“Nuestro objetivo prioritario para esta temporada que está por iniciar es calificar a la liguilla. Creo que todos los equipos de la Liga MexArk luchan y hacen todo lo posible por alcanzar esa meta. Ahora, ya estando dentro de la liguilla, pues todos sabemos que cualquier cosa puede pasar. Por eso la primera meta debe ser precisamente eso: llegar a la liguilla.

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /