La Opinion de la Calle
Por Rafael Nuñez

Germán Monterrubio, mexicano, cocinero de restaurante, Little Rock

Tengo varios propósitos prioritarios para el año entrante: aprender más inglés y reunir suficiente dinero para ayudar a mi familia en México, y luego regresar a mi tierra, Playa Vicente, Veracruz. Una vez allá, mi prioridad sería terminar mis estudios universitarios para obtener una Licenciatura en Pedagogía, y convertirme así en experto en educación, en calidad de maestro pedagogo. Actualmente ya tengo tres semestres cursados. Mi meta sería eventualmente poder dar clases en una preparatoria o una universidad. Y también, por supuesto, aplicar allá todos los conocimientos que he aprendido durante mi estancia aquí en Estados Unidos, incluyendo el inglés, que considero es algo de suma importancia en el mundo moderno, ya que el inglés es, hoy por hoy, el idioma internacional.

 

Daniel Jeffari, hondureño, empleado de restaurante, Little Rock

Mi propósito para el año entrante es ahorrar todo el dinero posible, para así poder, eventualmente, regresar a mi tierra. Allá tengo una parcela y algunas cabezas de ganado, y cuando yo regrese a Honduras, la idea sería trabajar mis tierras y trabajar con mi ganado, y hacer más grande mi manada. Mis tierras están en el departamento o estado de Olancho, y por supuesto que allí pasaría gran parte del tiempo, pero tal vez también me gustaría vivir por temporadas en Tegucigalpa, ya que allí también tengo algunos familiares.

 

Noe Trejo, mexicano, construcción, Little Rock

Mi propósito prioritario es regresar a México, a mi tierra, que es Llano Largo, Hidalgo. Deseo mucho mejorar la condición de mi terreno, de mi casa, de mi familia y espero lograr este propósito, Dios mediante, para finales del 2013. Eso, en pocas palabras, es lo que yo me he propuesto para el año entrante. Por supuesto que se dice fácil, pero ya en los hechos voy a tener que trabajar mucho para lograrlo, y batallar mucho para superar todos los obstáculos que se me presenten. Pero confío mucho en poder alcanzar ese anhelado objetivo que me he trazado para el año entrante.

 

 

Cruz Mario Argueta, guatemalteco, Construcción, Little Rock

Bueno, antes que nada, pedirle la bendición a Dios, ya que con la ayuda de Él todo se puede lograr. Mi propósito prioritario para el año entrante es continuar sacando a mis hijos adelante con sus estudios allá en Guatemala. Y claro, eventualmente regresar a mi tierra también sería uno de mis propósitos. Y por último, ir ahorrando dinero para poder contar con el capital suficiente para poder poner un negocio propio allá en mi pueblo, que es Valle Uno, Guatemala.

 

 

José Sánchez, mexicano, remodelación, Little Rock

Mi propósito prioritario es que el año entrante sea un año mejor que este. Tengo fe de que así será. Espero, entonces, que el 2013 sea mucho mejor para mí, aunque también debo reconocer que el 2012 ha sido muy bueno. Por otro lado, no creo que debemos esperar el Año Nuevo para hacer una lista de propósitos. Es preferible fijarse un solo propósito en la mente, y luego todos los días, al levantarse uno, acordarse de ese propósito, y hacer cada día todo lo posible por que dicho propósito se logre. Esta disciplina personal incluye, por supuesto, no olvidarse un solo día del compromiso que uno se ha hecho con sí mismo de seguir buscando que el mencionado propósito se logre.

Edición de esta semana
FESTIVAL LITERARIO DE ARKANSAS 2019 DESTACA A CUATRO AUTORES LATINOS
El 16º Festival Literario de Arkansas 2019 es un proyecto del Sistema de Bibliotecas de Arkansas Central y su misión es fomentar el desarrollo de una población más alfabetizada.   / ver más /
El miércoles 27, un juez federal anuló los requisitos de trabajo de Medicaid en Arkansas y Kentucky, y dijo que la administración del presidente Donald Trump, al aprobar esas exigencias, no había considerado el efecto que tendrían en el objetivo del programa Medicaid para brindar cobertura de salud a las personas necesitadas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Antes, muchos economistas pensaban en el mercado laboral era algo similar al resto de los mercados, donde los precios de las distintas clases de trabajo —es decir, las tasas salariales — estaban determinados por la oferta y la demanda. Así que, si los salarios de muchos trabajadores se han estancado o reducido, debe de ser porque la demanda de sus servicios se está reduciendo.   / ver más /