Consulta Popular sobre la reforma de inmigración
8059A.jpg
Mireya Reith

La Coalición de Comunidades Unidas de Arkansas (AUCC) anunció que participará en la campaña nacional “Manteniendo las Familias Unidas”, que tiene como objetivo conectar a las comunidades de inmigrantes en los Estados Unidos, con el nuevo proyecto politico sobre la reforma migratoria.

Para poder empoderar a los inmigrantes de Arkansas con la información que necesitan para entender mejor y contribuir al debate, se realizarán “consultas populares”, o cabildos abiertos, donde los interesados recibirán información acerca de los procesos politicos actuales, ambos al nivel estatal y federal, y se orientarán como ellos mismos pueden tener un impacto sobre las decisiones que tomarán los legisladores.

También se contestarán preguntas sobre la campaña “iDREAM Arkansas”.

Para más información contactar a Mireya Reith, Directora Ejecutiva de AUCC, a: director@arkansascoalition.org, o 479-871-2168

 

Edición de esta semana
JOVEN CHIHUAHUENSE LUCHA CONTRA SU CANCER EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Al encontrarnos en tierra desconocida, cierto sentimiento de orfandad se profundiza haciéndonos tal vez más irascibles y rebeldes ante el nuevo país que escogimos como destino. De ahí que, con relativa frecuencia, establezcamos interminables comparaciones en las que, por supuesto, nuestro propio país tiene todas las de ganar… Nuestros modos entonces, de pronto, se convierten en los mejores, apareciendo con ello las ganas de imponerlos, de, por ejemplo, acostumbrar a nuestros vecinos a nuestras costumbres, olvidando que al cambiar de territorio o de continente dos verbos debemos conjugar, aun en la aparente contradicción que ambos términos –puestos uno al lado del otro-  pueden prefigurar: aprender y desaprender.   / ver más /